Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DESAFIO LEGAL QUE PODRÍA SOCAVAR EL IMPERIO DE SLIM

por adecintel el 09/05/2011 11:02, en COMCEL Posición

CIUDAD DE MEXICO-Carlos Slim ha dominado los negocios en México durante años; una figura aparentemente intocable que se interponía con tal facilidad en el camino de sus rivales y los regulares, que su imperio de telefonía acabo por coronarlo como el hombre mas rico del mundo.

Sin embargo, el dueño principal de América Móvil SAB, el cuarto operador de telefonía celular del mundo, enfrenta por primera vez un desafío real por parte del gobierno mexicano y sus competidores, entre los que figuran las dos mayores cadenas de televisión del país, Grupo Televisa SAB y TV Azteca.

La semana pasada, la Suprema Corte de Justicia de México le asestó un duro golpe al magnate, su mayor derrota legal en años, al determinar que Telcel, la matriz de América Móvil, no podía seguir ignorando las decisiones de los reguladores sobre las tarifas de interconexión mientras la empresa apelaba los fallos en los tribunales, una táctica muy recurrida de Telcel.

La decisión se produjo semanas después de que el regulador de las telecomunicaciones multara a Telcel con US.000 millones por presuntas prácticas monopólicas. La multa, que la empresa anunció que apelará, es la mayor en la historia de México.

"Estos dos sucesos podrían redefinir la competencia en la industria de las telecomunicaciones de México", dice Julio Madrazo, un consultor político. Eduardo García, que dirige el sitio web Sentido Común, que sigue de cerca el patrimonio de Slim, agrega que esto podría cambiar las reglas del juego. El presidente Felipe Calderón respaldó el fallo de la corte, calificándolo como "positivo".

Arturo Elías, vocero de Slim, declinó referirse a una posible reconfiguración del entorno regulatorio en México, pero indicó que Telcel respeta las decisiones de la Justicia.

En 1990, Slim adquirió Telmex, el ex monopolio estatal de telefonía fija. Dos décadas después, Telmex aún domina 80% del mercado mexicano de telefonía fija y Telcel 70% del de telefonía móvil.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que, como resultado, los consumidores mexicanos pagan al menos US.000 millones al año en costos telefónicos por encima del promedio. Slim disputa las cifras de la OCDE, alegando que su metodología no es correcta.

Las acciones en América Móvil cayeron en torno a 1% en la última hora de corretaje el día en que se emitió el fallo judicial y 3% adicional la mañana siguiente, lo que se tradujo en una pérdida de US.000 millones en su valor de mercado.

La multa contra Telcel demuestra que los reguladores mexicanos se están volviendo más audaces, luego de años de timidez, opina Madrazo. Hasta hace unos años, el regulador de las telecomunicaciones, Cofetel, parecía tan intimidado por Telmex que se conocía, en tono jocoso, como Cofetelmex.

Cuando salió la noticia de la resolución, hubo festejos en Cofetel y en la agencia antimonopolio, según testigos. Una funcionaria de Cofetel asegura que se sentía como si México acabase de ganar un partido del Mundial de Fútbol. "Esto es algo grande para nosotros. Ahora cuando tomamos una decisión, de repente importa", dijo Gonzalo Martínez Pous, uno de los cinco comisionados de Cofetel y el encargado de asuntos legales.

"Estaba perdiendo la esperanza (de que algún día pudiéramos regular los monopolios mexicanos). Pero esta decisión nos ha dado mucho ánimo", agrega Eduardo Pérez Motta, director de la agencia antimonopolio de México.

A pesar de este optimismo renovado, nadie espera que las compañías de Slim pierdan su posición dominante en el mercado telefónico mexicano. Hijo de inmigrantes libaneses, Slim sigue siendo el empresario más poderoso de México. Algunos incluso temen que el presidente Calderón sea demasiado tímido para ejercer presión sobre Slim. El domingo, el presidente parecía dispuesto a sustituir a Rafael del Villar, un comisionado de Cofetel que encabezó la campaña contra Telmex y cuyo período en el cargo acaba de expirar. La oficina de Calderón no quiso especular sobre el nombramiento, pero aseguró que el gobierno sigue comprometido con la competencia en el sector telefónico.

"El gobierno de México es como el policía que simplemente no tiene el poder para evitar que el banco sea robado", dice Robert Lacy, presidente ejecutivo del Grupo Marcatel, una compañía telefónica mexicana que compite contra Slim.

La diferencia ahora, sin embargo, podrían ser los nuevos competidores de Slim. Probablemente es más que una coincidencia que los primeros reveses serios del multimillonario se hayan producido poco después de que se viera envuelto en una pelea con el duopolio mexicano de la televisión: Televisa, que controla alrededor de 70% del mercado, y TV Azteca, que domina el resto.

Hasta hace poco, Slim y las cadenas mantenían buenas relaciones, pero surgieron tensiones cuando empezaron a borrarse las líneas que separaban sus negocios, lo que llevó a Televisa y Azteca a ofrecer paquetes triple play de teléfono, Internet de banda ancha y televisión.

Durante años, Telcel ha cobrado a sus rivales más por conectar llamadas a sus 66 millones de usuarios que lo que pagan sus propios clientes para llamar dentro de la red, arrebatándoles cualquier oportunidad de ofrecer precios competitivos.

Tomado de Wall Street Journal, Via , La Nacion . Com. Por David Luhnow y José de Córdoba. Lunes 09 de mayo de 2011:  http://www.lanacion.com.ar/1371743-el-desafio-legal-que-podria-socavar-el-imperio-de-slim