Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS REDES SOCIALES Y LA INTELIGENCIA COLECTIVA

por adecintel el 13/01/2012 22:00, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20120114030009-web.gif

Las redes sociales y la inteligencia colectiva: nuevas oportunidades de participación ciudadana.

Por: Soraya Sacaan Maturana.

 1. Introducción

Hace algunas décadas era impensable el nivel de hiperconexión que existe hoy. Quizá Alvin Toffler si sabía de lo que  hablaba cuando escribió el “Shock del Futuro” y mencionaba que el motor del cambio era la tecnología impulsada por  el conocimiento, especificando que la última parte del proceso de innovación era la etapa de la difusión en que la  tecnología ayuda a engendrar nuevas ideas creadoras.

Es así como la combinación de los avances de la telefonía móvil y los ordenadores portátiles nos permiten  conectarnos a Internet en casi cualquier lugar del planeta. Los avances de las herramientas digitales nos han  convertido en nómades, errantes pero enlazados a nuestro mundo social.

Dejando fuera a la población que no es parte de este fenómeno, podemos analizar el sistema a través de quienes si lo conforman: aquellos individuos permanentemente conectados que tienen acceso a la tecnología de punta de los  aparatos móviles; los cuales les permiten tomar fotografías, grabar vídeo y audio, escribir y enviar un correo  electrónico desde un dispositivo celular por medio de una conexión inalámbrica a Internet.

Lo anterior, es una muestra de cómo las redes sociales se han virtualizado y tecnologizado. Estas comunidades  hiperconectadas tienen en común un interés básico por incluirse en estas nuevas tecnologías. Compartiendo una  misma condición que les permite interactuar entre ellos por medios que podrían parecerles invisibles y casi naturales.

Conformando una comunidad constantemente conectada e informada de lo que sucede con las otras personas que  están dentro del mismo grupo y que han naturalizado el proceso de navegar por la red y vincularse virtualmente.

El funcionamiento técnico de estas comunidades, depende de los contenidos que cada uno de los individuos agrega a  la red, lo cual provoca una constante creación de conocimiento colectivo compartido de forma sincrónica.

2. La sinergia de las redes sociales y la inteligencia colectiva

El concepto de Lévy inteligencia colectiva se refiere a la suma de inteligencias personales formando un sistema colaborativo inclusivo, el cual suma el conocimiento de varios individuos con el propósito de generar un conocimiento colectivo que es simplemente liberado en una democracia virtual. Este sistema, busca un “comportamiento emergente globalmente inteligente” en un espacio sin estructuras de poder censuradoras de contenido y de acción.

En este contexto, las multitudes inteligentes de Rheingold aparecen como organizaciones que buscan llevar a cabo acciones civiles grupales en el plano no virtual. La motivación puede ser ideológica o de otra índole, pero el fin es generar una convocatoria para quienes siguen dicha comunidad a través de la red. Ejemplo de esto son las “invitaciones” para los eventos en la red social Facebook donde se elige a una serie de personas dentro y fuera de la red, quienes pueden responder dentro del mismo sistema si asistirán o no.

Las redes sociales digitales actualmente funcionan como un elemento viral. El elemento novedoso de este tipo de transmisión es la segregación social de quienes no son “contagiados” por esta tendencia. Siendo excluidos del proceso de creación de inteligencia colectiva en el plano virtual por su ausencia de participación dentro de la red.

Recibiendo los efectos no virtuales del conocimiento generado por esta comunidad a través de los medios análogos de comunicación o en la vida social cotidiana por tener contacto no virtual con quienes si participan.

Asimismo, esta también llamada inteligencia de enjambre, necesita una comunidad para funcionar. La duda reside en si es necesario o no que los individuos que forman parte de la creación del conocimiento colectivo deban ser parte de una red social establecida o se conozcan individualmente entre ellos. Como ejemplo de lo anterior, existen foros de ayuda de diferentes temas en Internet donde no es necesario registrarse como un usuario permanente para tener acceso a preguntar o responder consultas de otros participantes..Por otro lado, en una red social ocurre una sinergia que permite la integración de la inteligencia colectiva que evoca una especie de dependencia de parte de ambos sistemas en una forma complementaria.

Las redes sociales virtuales funcionan en base a los contenidos que cada usuario sube a la comunidad. Causando que la generación de conocimiento sea sincrónica y funcione de una manera casi simultánea al ingreso de información a la comunidad.

La característica del tiempo real en el funcionamiento de esta inteligencia colectiva, a veces no se da de forma inmediata. La diferencia de agregar contenido y crear conocimiento radica en especial en los espacios de comentarios y discusión existentes en las redes, las cuales dependen absolutamente de la participación de los usuarios. Los aportes se hacen a través de un sistema de publicación inmediata pero la generación de una nueva idea puede tardar mucho tiempo de discusión virtual.

3. Herramientas tecnológicas utilizadas por los usuarios: la mutación hacia y desde las redes sociales

La democracia virtual dentro de una red social permite que el conocimiento colectivo funcione de forma casi  instantánea. En un comienzo fueron el correo electrónico y chat quienes permitieron la sociabilización por medio de  la red; y posteriormente aparecieron fotoblogs, bitácoras, videoblogin, microblog, entre otros.

Al mismo tiempo la personalización de la web ha sido cada vez mayor. Primero fue el color de las letras del correo  electrónico, las letras del chat y sus emoticones; luego la interfaz del correo, la interfaz de nuestro blog, de nuestro  chat; actualmente de nuestro navegador y sigue en constante cambio.

En la corriente de estas modificaciones, las herramientas virtuales han cambiado de forma de hacer participar a los  usuarios y generar comunidades. Un caso concreto son los marcadores de sitios favoritos, que mutaron hacia los  marcadores dinámicos RSS y posteriormente se han convertido en comunidades que permiten marcar un sitio web  como favorito y catalogarlo.

Sitios web como Delicious, Digg, Stumble, Meneame, etc. permiten publicar un enlace en la red y, además, compartirlo públicamente a través de Internet con una cantidad ilimitada de usuarios. Esto genera espacios para comentar el enlace publicado, colocarle una etiqueta según su contenido o valorarlo de manera positiva o negativa con un voto u opinión. Evocando la inteligencia de enjambre tanto como para informaciones de actualidad como para temáticas de otra índole.

Otro ejemplo de cómo las herramientas web se han convertido en redes sociales que generan conocimiento, son los sitios de vídeos. Un ejemplo de esto es You Tube y Tu Tv. Estos sitios permiten al usuario registrarse de forma casi instantánea para subir un vídeo y darle el nombre que se considere adecuado para el archivo. Permite etiquetarlo según su contenido o no y dejar el espacio abierto para que otros usuarios comenten el contenido del mismo.

Las redes sociales han incorporado los blogs, los enlaces favoritos, los vídeos y el chat. Han tomado lo necesario de cada una de estas herramientas de la web 2.0 para que el usuario pueda compartirlas con sus amigos, conocidos y desconocidos-virtuales. Este tipo de cambio es parte de la cibercultura.

La telefonía celular ha incorporado Internet móvil en la vida cotidiana. Moverse por la ciudad hablando a través del chat de alguna red social o leyendo una noticia valorada positivamente en Meneame se está convirtiendo en cotidiano. El hecho de que se haya creado el microblogin a partir del blog personal y el estatus de MSN, provocó que la creación de Twitter y su sistema de post en tiempo real con solo 140 caracteres fuera un éxito a nivel mundial.

Llevando a Facebook, una de las comunidades más grandes del planeta, a que adoptara el sistema de microblogin en el estatus de los usuarios que ya forman parte de su red haciendo una “propuesta” a su uso por medio de la pregunta “¿En qué estas pensando?” y generando aplicaciones para que se coordinara con el sitio de Twitter, interconectando dos grandes sitios de redes sociales en tiempo real llevando a la convergencia de los medios digitales.

Por último, hay algo que las redes sociales más utilizadas no han incluido dentro de sus sistemas: el sonido. Históricamente dentro de los medios de comunicación masivos, la radio ha sido fundamental. Primero por su costo, por la cercanía que provoca en los oyentes y por su capacidad de llegar a lugares que otro medio de comunicación no podría. Con la web este medio se ha transformado y ha tenido tres variantes principales en sitios de internet: la lista personal de mp3, las radios virtuales y los podcast. Actualmente existen portales como Lastfm o Blip que permiten hacer radioemisoras con una programación personalizada creando un perfil que se puede compartir con otros usuarios de Internet y miembros del sitio. Esta comunidad se suma a las redes sociales que utilizan podcasting para realizar audioblogin, generando radio y programas alternativos realizados por cualquier usuario que tenga la intención de realizarlo. Ejemplos de estas alternativas son Poderato y Podcasting.

En este sentido Myspace lleva la delantera. Este sitio es conocido como un lugar propicio para que bandas alternativas y de sellos discográficos muestren su material de forma gratuita. Es una gran cadena de contactos entre bandas emergentes y reconocidas. Entregando la opción de subir canciones y videos de temas musicales a un sitio personalizado que sirve a la vez de portafolio del artista.

4. Las redes sociales y la inteligencia colectiva desde las Ciencias Sociales

Para entender un poco más lo que es una red social, las ciencias sociales han generado un conjunto de técnicas para  graficar este sistema y entender de mejor manera como las relaciones interpersonales fueron modificadas a causa de  la innovación, generando un espacio virtual de comunicación que pronto fue denominada como una red social digital. Esta serie de metodologías se conjugaron y se unificaron en un solo concepto conocido como la Teoría de Análisis Social.

Esta teoría se relaciona con la sigla ARS que significa Análisis de Redes Sociales, Social Network Analisys o también referido a un Análisis Estructural. El análisis también es utilizado en sociología y en psicología social; y se conforma por un conjunto de técnicas y métodos que se utilizan como herramienta de medición de las conexiones entre diversos actores & eventos. Dicho conjunto permite revisar las conexiones entre actores de una forma “macro”, su conducta individual a un nivel “micro” y las relaciones recíprocas entre los dos niveles.

El ARS es utilizado por gran parte de las ciencias sociales para analizar las redes sociales de un modo científico. La aplicación del álgebra de la teoría de grafos a los vínculos sociales permite analizar estructuralmente debido a su combinación de grupos y su vocabulario propicio para tales efectos. Graficando el funcionamiento de una red social en una especie de mapa conceptual-relacional de individuos.

Una red se define como una abstracción para visualizar una serie de sistemas compuestos por “nudos” o “nodos” y los enlaces entre ellos llamados “aristas” en el caso que tenga una dirección única o “arcos” si tienen una relación bidireccional. En las redes sociales los “nodos” se convierten en agentes o individuos y mientras que las “aristas” y “arcos” representan las relaciones sociales entre ellos.

A través de los grafos de las redes sociales, se podría proponer la expansión del conocimiento y la comunicación como una especie de “oleaje”que cruza la comunidad a través de las aristas y los arcos, obteniendo un alcance con evidente relevancia en el comportamiento de réplica en los individuos que la componen dependiendo de las interconexiones entre ellos.

Este análisis puede denotar estructuras de poder comunicativo por parte de ciertos actores que podrían catalogarse como líderes de conocimiento y comunicación dentro de estas redes. Ya que las mayores expansiones se pueden producir cuando haya agente con variadas conexiones hacia agentes nuevos.

El ejemplo más claro de lo explicado anteriormente es el Marketing Viral. Cuando se crea una “ideavirus”, el autor inicia un ambiente en el cual la idea puede replicarse y extenderse funcionando como un virus dentro de una red.

Estas ideasvirus no solo son aplicables al marketing sino también a contenidos creados por cualquier usuario común del sistema, al replicarse y extenderse en la comunidad es cuando el conocimiento colectivo se genera.

Al analizar el concepto de las redes sociales y la inteligencia colectiva hay autores, como por ejemplo Lévy, que atribuyen esta clase de investigaciones a la Antropología del ciberespacio por ser un “sistema de proximidad propio del mundo humano”. La palabra Antropología se define como el “término general que designa la ciencia del hombre: el desarrollo cultural, social y físico del hombre, así también su conducta a través de la historia”

La Antropología como disciplina involucra el estudio de la humanidad en general y puede tomar como objeto de estudio cualquier fenómeno social que necesite ser explicado a través de factores culturales. Al incorporarse la tecnología dentro del proceso de recolección de datos del antropólogo en 1898 a causa del uso de una filmadora, cambiando el proceso de obtencion de información, también se modificó la forma de analizar aquellos datos. Esto dio paso a la Antropología Visual y la Antropología Digital. Ésta última es la cual abarca el análisis del ciberespacio por su naturaleza virtual y por los métodos etnográficos digitales.

La antropología de la inteligencia colectiva

De igual manera como se han modificado las relaciones sociales, las herramientas tecnológicas han potenciado el desarrollo de la inteligencia colectiva. Iniciativas como Wikipedia de Jimmy Wales, genera un lugar de gestación del conocimiento que crece en forma permanente.

Lévy habla del vínculo social que se forma en torno al aprendizaje recíproco y menciona que la inteligencia de enjambre no es solamente un proceso cognitivo sino que es el trabajo en conjunto, una unión de ideas y de personas que “construyen sociedad”. Propone un proyecto global con dimensiones estéticas, éticas, tecnológicas y organizacionales. Una especie de utopía colaborativa que puede ser traducida en una nueva red social digital, donde el vínculo social se renueva por la relación que mantiene con el conocimiento, sumando el intelecto y el aprendizaje.

En este proyecto las redes sociales adquieren un nivel intelectual y de simbiosis distinto al que actualmente reside. El vinculo familiar, de trabajo, amistad, etc. deriva en un vínculo colaborativo evidente y distinto. El cual es notorio pero no intencional, denotando la colaboración como esencial en la formación de una red social.

Siguiendo el método ARS este “oleaje” virtual se expande por toda la red, causando un efecto similar al explicado por la teoría de los Seis Grados de Separación, donde este sistema podría convertirse en un “mundo pequeño”. Replicando la inteligencia colectiva y sus valores éticos, estéticos, tecnológicos y organizacionales se “contagien” hacia el resto del sistema.

5. Conclusiones: Nuevas oportunidades de participación ciudadana en las redes sociales

Con lo revisado en el artículo se puede entender el funcionamiento de una red social, su dependencia de contenidos agregados por los usuarios y la oportunidad que crea para generar una multitud inteligente, pero ¿Cómo este panorama entrega nuevas oportunidades de participación ciudadana en las redes sociales?

Las Redes sociales en sí mismas son una forma de participación social y la novedad existente en torno a ellas es su virtualización y la suma del resto de las herramientas tecnológicas de la web unificadas en un sólo sistema.

Transformar una red social en un lugar de participación ciudadana tiene que ver con un componente cívico. El cual se conforma de personas o instituciones que sean reconocidas como ciudadanos de un país o una ciudad y tengan una serie de deberes y derechos en ese territorio.

Las herramientas de participación ciudadana que ofrecen las redes sociales van más allá de las herramientas tecnológicas. Porque estas herramientas ya existen en la web. La herramienta más potente de una red social virtual es el hecho de ser libre y virtual. Esta característica les permite dar pie a organizaciones de variada índole que funcionen en torno a problemáticas de un sector geográfico o ideológico. Además, conjugan el sistema de comunicación con la motivación social, asunto que ha sido de lado por los jóvenes que presentan una ausencia civil en las urnas pero que predominan en presencia el entorno virtual.

Los usuarios son dueños de los contenidos de las redes, por lo que queda es darse cuenta de ellos y apoderarse de ellas. Las herramientas de Internet pueden ser una agenda, un álbum de fotos, un correo, etc.; pero las redes sociales son más que un punto de encuentro. Son una potente herramienta de coordinación y manifestación de las personas que las componen, ya que conjugan una serie de herramientas virtuales utilizadas a diario se combinan con la participación ciudadana fuera de lo virtual. Tornándose en una multitud inteligente.

Una nueva oportunidad de participación sería el acto ciudadano de tomar alguna de estas redes sociales y apropiarse de ellas. Utilizando la inteligencia colectiva para generar un conocimiento que pueda aplicarse de forma cívica. Existen eventos como Blogpower, Comunas Digitales, Blogs & Beer, Fist Tuesday, Twitter Party, etc; que reúnen a comunidades de usuarios activos en un lugar no virtual para que se conozcan y potencien sus lazos entre ellos. Varias de estas iniciativas son seminarios o conferencias donde personas de mayor o menor participación virtual se encuentran generando sinergia y contacto fuera de la red.

Otra forma de participación ciudadana es la capacidad de convertirse en líderes de opinión. El hecho de saber seleccionar y filtrar la información no es una capacidad que se comparta mucho a través de las redes sociales ni en Internet. Miles de presentaciones (Power Point y Flash con proverbios chinos, bíblicos, etc.) rondan por la Web y se cuelan a estos sistemas. El famoso Spam o correo no deseado también se transmite por las redes sociales, siendo necesario que aparezcan actores que puedan detectar los contenidos útiles para distribuir por la red.

Las Redes Sociales es una herramienta que ha sido llamada una pérdida de tiempo y origen de procastinación. Pero con la motivación social suficiente para generar la inteligencia colectiva obtenemos una multitud preocupada y activa por sus derechos y deberes civiles, cruzando la línea de lo virtual para generar un movimiento social.

Por lo tanto, las nuevas herramientas de la participación social que entregan estas redes no son simplemente herramientas tecnológicas combinadas, porque estas herramientas ya existían. Sino que nos entrega el reencanto por participar y cuidar nuestras ciudades y hacer valer nuestra ciudadanía. Algo perdido por la nueva sociedad industrializada sometida y cansada de u entorno social desgastado. Estas nuevas redes pretenden revolver la inconsciencia colectiva y rescatar el espíritu social anterior a la época neoliberal. Con valores éticos y distintas características que a simple vista parecen una útopía.

Bibliografía/Referencias

TOFFLER, Alvin, 1973, El Shock del Futuro, Barcelona: Plaza & Janes SA.

SANZ, Luis, 2003, Análisis de Redes Sociales: o como representar las estructuras sociales subyacentes, Madrid:

Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España (AACTE).

BERNARD, R.,1998, Handbook of Methods in Cultural Anthropology. Londres: Altamira Press.

MERELO, Juan Julián, Redes sociales: una introducción, España: Depto. Arquitectura y Tecnología de Computadores.

Universidad de Granada.

RHEINGOLD, Howard, 2005, Multitudes Inteligentes. La Próxima Revolución Social. Barcelona: Gedisa.

DE UGARTE, David, 2007, El poder de las redes. España: Cobre Ediciones.

LEWIS, John,1985, Anthropology made simple. Editorial Selector.

AUGE & COLLEYN, 2006, The world of Anthropologist, London: Berg.

LÉVY, Pierre, 2004, Inteligencia colectiva: por una antropología del ciberespacio, Washington DC:La Découverte (Essais).

GODIN, Seth, 2001, Unleashing the ideavirus, New York: Do you Zoom Inc.

ODOHERTY Eamon, 2008, Education in a Changing Environment: Conference Book, Santa Rosa, CA: Informing Science

Press.

WATTS, Duncan, 2006, En Seis grados de separación: la ciencia de las redes en la era del acceso. Barcelona: Paidos.

Reconocimiento - Nocomercial - SinObraDerivada (CC-by-nc-nd 3.0 o cualquier otra posterior)

 

Tomado de: http://www.galileo.or.cr/uploads/media/Las_redes_sociales_y_la_inteligencia_colectiva.pdf