Facebook Twitter Google +1     Admin

SOPA: Stop Online Piracy Act

por adecintel el 04/01/2012 20:12, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20120105011738-sopa.gif

En un artículo que denominamos DERECHO  COMPARADO: Digital   Economy  Act.  -  Ley  Sinde -  Ley  Hadopi  -  Ley  Lleras - y  el  Fair  Use ,  publicado el 06-06-2011, en relacion a la propuesta legislativa conocida en Colombia como la Ley Lleras, planteabamos que "Regular sobre conectividad, servicios digitales, derechos de autor, filtros,  o límites en la transferencia de contenidos,  con intereses marcados y  sin medir las implicaciones en el contexto local y global de la humanidad, va en contravía de la esencia del uso justo del Internet, toda vez que el éxito de la sociedad de la información, la masificación de las comunicaciones y la democratización del acceso al conocimiento se debe prioritariamente al contacto y retroalimentación de las masas con las nuevas tecnologías”.

Igualmente sugeríamos como el USO,  “una de las facultades otorgados a los titulares de derechos de autor, consistente en reproducir,  autorizar, permitir o dejar que otros utilicen su obra” consagrado en el “Título 17, del Código Legal de los Estados Unidos” como parte de la doctrina de “uso justo o fair use”, e  “inclinado a favorecer el proceso de creación y privilegiar la continuidad de difusión de conocimiento”, desde el gobierno de  Barack Obama, se veía amenazado con la firma de una nueva ley Estadounidense llamada “PROTECCION DEL IP”.

En síntesis, una vez aprobada por el Congreso, la anterior iniciativa, el “Departamento de Justicia de los EE.UU., podría obligar a los motores de búsqueda, exploradores y prestadores de servicios a bloquear el acceso de los usuarios a sitios web y escudriñar la Internet Estadounidense para limpiar toda huella de informalidad”.

Como en un deja vu, el 26 de octubre pasado, en la Cámara de Representantes  de los Estados Unidos se radicó por el representante Lamar Smith (R-TX) y un grupo bipartidista de 12 co-patrocinadores la  “Stop Online Piracy Act”, también conocida como proyecto de ley  HR3261,  cuya finalidad consiste en  ampliar la capacidad de aplicación de la ley española Sinde, en EE.UU., sobre derechos de autor, y combate a las descargas de Internet protegidas por copyright y de productos presumiblemente falsificados.

El proyecto de la ley, muy similar al  Proyecto IP de 2008 y el correspondiente al proyecto de ley del Senado, Ley de Protección del  IP,  permitiría al Departamento de Justicia de EE.UU., así como los titulares de derechos de autor, conseguir las órdenes judiciales contra los sitios acusados ​​de permitir o facilitar la supuesta  infracción de copyright, incluyendo acciones para  restricción de las redes de publicidad online y las formas de financiación como PayPal para hacer negocios con el sitio web infractor; salvo los motores de búsqueda de enlaces a dichos sitios, y exigir a los proveedores de servicios de Internet bloquear el acceso a tales sitios.   El proyecto de ley haría que la transmisión no autorizada de contenidos con copyright fuese catalogado como un delito grave.

Ante la dinámica que ha tomado el proyecto de ley, Stop Online Piracy Act, mas conocido con las siglas SOPA, se han hecho sentir  voces en contra y efectos sobre los que estaban a favor.

Por una parte los Gigantes de Internet, han planteado un “apagón” o “Stand Up” como protesta y los que la defendieron en su momento vienen sufriendo los rigores de la protesta ciudadana.

La copia de la  española “Ley Sinde”, en Estados Unidos identificada como la ley contra la piratería en línea, calentó los ánimos inclusive en las cotizaciones en bolsa. Las grandes compañías estadounidenses de Internet, en cabeza de la popular Wikipedia, seguida por  Gigantes como Amazon, Google, eBay, AOL, Facebook y la organizaciónCreative Commons podrían unirse en una operación sin antecedentes, dirigido a alertar a los usuarios de la Red de las consecuencias de la limitación del acceso y compartición de información.

Las grandes compañías de Silicon Valley, en una carta notificaron  que el proyecto de Ley SOPA invade la privacidad de los usuarios "Supone un grave riesgo para el desarrollo de la innovación y de la creación de empleo, así como para la seguridad cibernética de nuestro país".

Creative Commons asegura que además de amenazar cada web en Internet perjudicaría sobretodo al software libre promovido por organizaciones como Electronic Frontier Foundation y a los contenidos de libre acceso con licencia Creative Commons.

Si llegara a aprobarse, esta norma permitiría clausurar todo tipo de webs con música, películas o cualquier contenido que vulnere los derechos de autor, tanto dentro como fuera de Estados Unidos.

Aunque no existe una fecha concreta para este hipotético ’apagón’ que afectaría a millones de usuarios en todo el mundo, según diferentes fuentes se baraja el día 23 de enero,  debido a que el Congreso norteamericano debatirá un día después, el 24 de enero, el controvertido proyecto de ley.

Otras compañías que se podrían sumar a las protestas son las empresas Foursquare, IAC, LinkedIn, Mozilla, OpenDNS, PayPal, Twitter, Wikimedia Foundation, Yahoo! y Zynga.

La Ley contra la piratería en línea (Stop Online Piracy Act), cuenta en los  titulares mayoritarios de los derechos de autor a sus más cercanos defensores, quienes buscan combatir las descargas de Internet protegidas por copyright y los derechos de autor de productos falsificados,  permitiendo conseguir las órdenes judiciales contra los sitios acusados ​​de permitir o facilitar la infracción de copyright.  Entre ellas sobresalen  compañías como 60 Plus Association, ABCAlliance for Safe Online Pharmacies (ASOP),  American Federation of Musicians (AFM), American Federation of Television and Radio Artists (AFTRA), American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP) y  Americans for Tax ReformArtists and Allied Crafts of the United States.

Otras igualmente como la CBS, Comcast/NBCUniversal, Council of State Governments, Creative America, Disney Publishing Worldwide, Inc., Elsevier. ESPN, Estée Lauder Companies, L’Oreal, McGraw-Hill Education, Mercury Nashville, News Corporation, Patterson Belknap Webb & Tyler LLP, Pearson Education,  Time Warner, Universal Music, Visa, Inc., Warner Music Group, Word Entertainment, ven la medida necesaria.

Lo cierto a la fecha es que la ley pasa factura a sus defensores.  El apoyo a la polémica ley antipiratería SOPA de norteamerica empieza a salir caro a grandes compañías de Internet, tal como a la empresa de dominios Go Daddy que ha perdido 71.000 clientes como muestra de rechazo. Los “fugado” de la compañía, se dió  después de que el pasado 22 de diciembre ésta dijera estar a favor de la norma: “Go Daddy apoya a SOPA para la protección de la propiedad intelectual de estadounidenses que trabajan duro, las empresas de Estados Unidos y el público estadounidense al que perjudica la compra de productos falsificados”. 

Como no podía ser de otra forma, las implacables redes sociales y blogueros, dieron rienda suelta a su infantería. Cartas contra la empresa de dominios y sitios que animaban a dejar la compañía y criticar la postura de Go Daddy frente a la SOPA y otras leyes similares no tardaron en llegar. “Si trabajas en Internet y haces negocios con Go Daddy estás apoyando a una compañía que está trabajando activamente contra tus intereses”, dice la web godaddyboycott.org,  una de las más activas contra la postura de la empresa de dominios en Internet.

La presión le obligó dos días después a dar marcha atrás en su apoyo a la ley  que tiene en pie de guerra a la comunidad internauta. “La lucha contra la piratería en Internet es de suma importancia, por lo que Go Daddy ha estado trabajando para ayudar a las revisiones de oficio a esta legislación – pero claramente podemos hacerlo mejor”, dijo entonces la compañía, que es actualmente la organización registradora de dominios más grande del mundo con más 40 millones de sitios registrados. 

La ley ha contado con un gran apoyo por parte de la industria de contenidos de entretenimiento, incluyendo a las grandes empresas de videojuegos, representadas en Estados Unidos por la ESA (la Entertainment Software Association).

Gigantes del sector, como Sony, Nintendo, Microsoft o Electronic Arts, habían decidido retirar su apoyo a la ley, debido a que no aparecían en el listado "oficial" de compañías que dan su apoyo a SOPA. Lo cierto es que esa informacion es en gran parte incorrecta, pues ni Sony, ni Nintendo, ni Microsoft y tampoco Electronic Arts han confirmado nunca su apoyo a SOPA, ni han estado nunca en ningún tipo de listado "oficial", por lo que difícilmente se podrían quitar de él.

Lo único cierto es que estas empresas firmaron la carta conjunta que pedía al gobierno estadounidense medidas urgentes para luchar contra la piratería (a raíz de eso nació posteriormente la idea de SOPA).

De toda esta batalla, SOPA como  una punta de lanza de una regulación tan radical, lo que si se puede decir es que daría al traste con el virtuosismo, diversidad y autorregulación que han permitido que la industria de Internet lídere en el mundo el crecimiento y desarrollo económico, y produciría, en caso de aprobarse,  un cúmulo de demandas, la disminución de capital de riesgo inversión,  menos nuevos puestos de trabajo y el destimulo total en la creatividad.