Facebook Twitter Google +1     Admin

NOVEDOSA FORMA DE TRABAJO EN RED Y PARTICIPACIÓN SOCIAL SE VISLUMBRA EN BOGOTÁ.

por adecintel el 22/12/2011 20:36, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20111223014545-parti.gif

Tradicionalmente una vez se ha elegido un líder y toma posesión del encargo público, en el esquema de transferencia de gobiernos democráticos se inicia un proceso de socialización de los plataformas programáticas, sus proyectos y presupuestos del  mandato triunfante, generalmente acompañados de un mínimo real de participación ciudadana, en especial en la toma de decisiones, priorización de proyectos, asignación de los recursos escasos y  seguimiento a la gestión pública.

Hoy en día, la sociedad denominada del conocimiento, como una respuesta al aumento en el abuso de poder, la corrupción estatal y el poderío del corporativismo empresarial privado, organizada e informada viene utilizando con mayor notoriedad las innovaciones tecnologías en comunicaciones, las bondades de las redes sociales y  la cultura de una mayor responsabilidad en la veeduría sobre los recursos públicos.

Ante una práctica política concentradora, excluyente y segregadora, los colectivos humanos visibles a través de sistemas interactivos dinámicamente interconectados desean profundizar la democracia con ejercicios virtuosos, buscando poder real  para decidir sobre el futuro de sus ciudades, volver incluyente los procesos de crecimiento económico y de participación propositiva en la toma de decisiones.

Una alternativa en la creación de la Vinculación Participativa y el Empoderamiento ciudadano, está en manos de los nuevos gobiernos con fuerte arraigo de la espontaneidad popular, que partiendo de una política unificada, neutral y oportuna, soportada en las tecnologías de la información y las comunicaciones,   permita identificar, referenciar,  afianzar y multiplicar, los contactos, los motores de la interacción virtual y los espacios  de interlocución ciudadana de personas interesados, espontáneos e indecisos, con el fin que masivamente participen en la construcción del desarrollo, el crecimiento económico,  la optimización de los recursos públicos y el aumento de los niveles de bienestar.

Identificación, referencia y contra referencia de los verdaderos  ciudadanos digitales participativos

(CASO BOGOTA D.C. - COLOMBIA)

Con la totalidad de la ciudad de Bogotá fragmentada, con una administración dispersa, cooptada por manejos irregulares y la sociedad expectante frente al cambio de gobierno (personificada en Gustavo Petro, cabeza visible del Movimiento Significativo de Ciudadanos Progresistas), ya sea por empatía, afinidad, interés, necesidad, proximidad o lógica de la participación, se espera que un número significativo de ciudadanos busquen mecanismos de articulación, en particular a través de espacios próximos, modernos y confiables.

El ciudadano interesado en  aportar en la toma de decisiones, espera un contacto virtual o personalizado, su identificación plena, el afianzamiento de su círculo de contactos inmediatos y la amplificación a nuevas causas, actividades, gremios y ciudadanos,  viable desde la administración por medio de interrelaciones guiadas, virtuosas, virales y geo referenciadas con la ayuda de espacios urbanos mas reducidos, el telecentro, el barrio, la localidad.

Si se parte de datos de ciudadanos interesados en participar de la toma de decisiones de la administración con algún grado de certeza, se puede llegar a extender una red que llegue a copar gran parte de la ciudad eficientemente basados en la microcapilaridad de la política, afianzando lazos e identificando nuevos aliados,  a partir de una mezcla entre el marketing viral, el tagging,  la geolocalización, la aplicación de la teoría de los 6 grados de separación y la focalización de puntos receptores, catalizadores y trasmisores de información  de tipo barrial.

Estos elementos aplicados en forma óptima en el tejido social bogotano,  basados en un sistema de referencia y contrareferencia,  de contactos identificados mediana o  plenamente con las tesis del nuevo gobierno, además de generar sinergia garantiza la concreción de la participación en sus fases de información, formación, consulta, participación propositiva, toma de decisión argumentada, seguimiento a la gestión pública  y continuidad del circulo virtuoso producto del empoderamiento ciudadano.

La gestión de participación de la administración, el merchandising en medios, redes o Network Marketing y las actividades intencionales, a partir de la interaperabilidad de la infraestructura de participación, pueden vincular al ciudadano a las redes institucionales en forma proactiva.  Los procesos Peer to peer guiados, afianzarían los canales de comunicación y la amplificación en los diferentes escenarios de participación, produciendo incrementos exponenciales con  "renombre de marca, que para el caso de Colombia, hoy por hoy se denomina: PROGRAMA DE GOBIERNO GUSTAVO PETRO – Bogotá Humana YA" (Brand Awareness), mediante procesos de  auto replicación viral análogos a la expansión de una moda.

El proceso no nace solo, ya que las ciudades del mundo entero, erróneamente llamadas ciudades inteligentes o digitales y siguiendo la línea del mercantilismo tecnológico, han invertido cuantiosos recursos en la construcción de infraestructura tecnológica y creación de bases de datos destinados a la Participación de la ciudadanía como una prioridad del Milenio: Comunicarnos los unos con los otros como un derecho universal.

En el Distrito Capital de Bogotá se dispone de prolijas bases de datos institucionales, un boca a boca constante (Recolectores de datos desde la administración), datos de contactos vía contacto telefónico (Referidos), móvil, celular o por medios electrónicos o filtrados utilizando información producto de las redes sociales, mas la red natural de populares micro establecimiento de comunicaciones, que una vez identificados, son sujetos de replicación, utilizando los modernos servicios de telefonía móvil, fija, e internet, para llegar “desde la administración” a una gran cantidad de personas rápidamente, con el mensaje de la participación ciudadana y la construcción de los espacios de deliberación y toma de decisión en los presupuestos participativos, medidas que el nuevo burgomaestre bogotano a esbozado.

El mundo del tagging institucional, entendido  conceptualmente como la  acción mediante la cual se identifica e individualiza a la mayor cantidad de ciudadanos, con el fin de agruparlos en pequeños segmentos  diferenciados y abordarlos con el mensaje de la administración, puede producir, gracias a la distinción de cada persona al interior del proceso (Abordados por multitud de variables como localización, sexo, tendencia política, nivel económico, percepciones, intereses, etc.), una dinámica interacción entre interesados, catapultando un mayor resultado al final.

En época de afianzamiento de todo nuevo programa de gobierno, vemos el desgaste de la administración con  grandes desplazamientos, duplicado esfuerzos,  maratónicas jornadas, incumpliendo citas o  sumergimos en un mundo cada vez más mediatizado, lleno de herramientas convencionales y tecnológicas que no le garantizan comunicarse oportuna y eficientemente con los ciudadanos significativos. Cada vez es más complicado completar una comunicación entre pares.

Para evitar los canales y  comunicaciones contaminadas, interruptas  e improductivas es necesario, a la par de la utilización de otros esquemas de participación tradicional, asociar en red a la ciudadanía individual, aglutinada o dispersa, recuperando la comunicación directa, cara a cara, con un mensaje entregado a la medida del ciudadano, utilizando las innovaciones tecnológicas en comunicaciones, las infraestructura de bajo costos y las nuevas técnicas de la interacción social, bajo el liderazgo trasparente de la administración distrital.

Puede parecer imposible llegar a los ciudadanos individualmente. Cada individuo tiene sus gustos, sus características, sus tendencias, miedos, cicatrices, heridas, sueños, preocupaciones y localización. Cada Bogotano es único, se mueve en unos espacios y cada ciudadano necesita un mensaje que se adecue a sus intereses por parte del programa de gobierno entrante.

Para poder dirigirse, vincular y sinergizar a cada ciudadano, con el menor esfuerzo, se requiere identificar e individualizar a la mayor cantidad posible de personas, dividiéndolas en micro segmentos diferenciados para llegar a cada una con un mensaje, instrumento  y actor específicamente diseñado a su medida, necesidades y expectativas.

Para lograrlo, obtener ventajas, optimizar el proceso, efectivizar la etapas, maximizar la  información conseguida y la geo referenciación y geo localización de los ciudadanos, uno de los caminos es a través de una RED  VINCULANTE PARTICIPATIVA Y EL EMPODERAMIENTO CIUDADANO, por una Bogotá Humana  YA.

Por: Miguel Ospino Rodríguez