Facebook Twitter Google +1     Admin

APPS.co

por adecintel el 12/04/2011 13:26, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20110412191212-presentacion1.gif

Apps.co es el reemplazo del Programa  Mipyme Digital, parte integrante del eje de competitividad empresarial del Plan Nacional de TIC 2008 – 2010, del antiguo Ministerio de Comunicaciones, que en tres convocatorias  cofinanció iniciativas por mas de $ 5.700 millones de pesos en asocio con recursos propios de proveedores de software, hardware, aplicaciones y capacitación, bajo la administracion de la Corporacion Colombia Digital y posteriormente por Corpotic.  Ambas corporaciones sin ánimo de lucro,  gestionan proyectos bajo un regimen privado de contratación.

El hoy Ministerio de las Tecnologías, estructura  la nueva iniciativa, buscando impulsar la industria de desarrollo de aplicaciones móviles en el país, a través de la atracción de recursos privados, con una inversión de recursos de la Nación cercano a los  $ 68.400 millones.  Se habla inclusive que producto del ingenio nacional, la próxima versión de Google o facebook, puede ser una inventiva local, a partir de los resultados de este programa.

Como se recordará, la cuarta convocatoria de Mipyme Digital llevada a cabo a mediados del año 2010, con un presupuesto de $ 6.614 millones de pesos fue declarada desierta, en razón a los errores que el modelo contenía y su similitud en la estructuración de la convocatoria con el fallido y lamentable resultado del programa AGRO INGRESO SEGURO.

El denominado AIS, rediseñado hoy con el nombre de  Desarrollo Rural con Equidad (DRE), de ingrata recordación para los colombianos por los abusos que se cometieron y orientado sesgo a beneficiar a los grandes empresarios agropecuarios del país, demostró como una política de acceso a capital puede conducir a la apropiación indebida del presupuesto público, cuando  los  pobres compiten con los poderosos.

Del anterior Programa MIPYME DIGITAL, es poco o nada de lo que se conoce. No es claro el número y montos de los proyectos financiados, las características de las iniciativas aprobadas, la evaluación de los enfoques de sostenibilidad, el nivel de replicación de casos exitosos, las características de los resultados de productos que implican propiedad intelectual, los resultados de los indicadores de gestión, las unidades de negocio operativas y la sensibilización de los mismos. Inclusive de la página oficial del ministerio, los datos, archivos y comentarios se encuentran totalmente borrados y de paso la experiencia y memoria institucional allí acumulada.

Aun así, el Ministerio de TIC insiste en dar continuidad a la tesis  de apalancar actividades mercantiles, los cuales  son del resorte y responsabilidad del sector privado, entrando a participar de la dinamización del  mercado y apartándose  de su función tributaria, de control, fiscalizadora, reguladora y de responsabilidad social en el tema de las telecomunicaciones.

Apps.co, como se dijo,  es una estrategia que espera promover una mayor demanda de internet móvil en el país, como si no fuera suficiente la actual, a través del impulso al desarrollo de aplicaciones móviles y de paso contribuir con la meta privado - estatal de crear mas de 8.8 millones de facturas de abonados de internet en el país.  

El contar con una inversión, inicial de  $ 68.400 millones en la conformación de fondos de capital de riesgo y destinadas al desarrollo de iniciativas de asistencia técnica para las empresas desarrolladoras, los inversionistas y los gestores de inversión, el Ministerio TIC, en alianza con Colciencias y el Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancoldex), esperan  crear tantos fondos de capital de riesgo como iniciativa privada viables y aprobadas se presenten, a través de gestores profesionales que se encargarán muy seguramente de conseguir los recursos de inversionistas privados, que, sumados a la inversión pública, serán transferidos a las empresas y microempresas  receptoras de la tecnología objeto de inversión.

Existe premura y denodado interés en iniciar la  aprobación de los compromisos de inversión, meta que se estima para agosto de este año, direccionado muy seguramente a empresas de inversión de fuerte músculo financiero y cercanía con la industria de la telefonía móvil en Colombia.

Revisando el proyecto del Plan Nacional  de Desarrollo 2011 – 2014, versión del 14 de marzo de este año, en  la Tabla X‐1 relativa a  Indicadores y Metas Estratégicas del Gobierno, se tiene como meta el  pasar de 2.2 millones de conexiones a 8.8 millones de facturas de internet en banda ancha;  pasar del 7 % al 50 % de los Mipymes conectadas a Internet; de sustituir el actual acceso compartido y colectivo de los hogares hasta en un 50 %, en asocio con la pretendida bancarización electrónica del 69 % de la población adulta. Lo anterior  como instrumentos  que pretenden disminuir la pobreza y reducir las distancias sociales, raciales y económicas.

La inversión multimillonaria por parte del Estado para conectar  físicamente  700 Municipios   a través de redes de fibra óptica, otra meta del Plan, desconoce los avances mismos en las conexiones móviles, satelitales e inclusivas otras de cercana generación y si facilita el camino a los operadores para masificar aún más su actividad comercial.

Las metas del plan Vive Digital, parte integrante del Plan Nacional  y en parte el programa Apps.co en  reemplazo de Mipyme Digital,  aspiran a generar 200 mil empleos directos e indirectos en diversas regiones del país, con una inversión de más de  $ 5,5 billones por parte del Estado,  a fin de masificar e intensificar  la colocación de conexiones a internet en los estratos 1, 2 y 3 y en las Mipymes, lo cual podría arrojar una facturación promedia anual cercana a los $ 3 billones de pesos para los operadores. Solo la telefonía móvil en el 2010 presentó ingresos por mas de $ 9.5 bllones al cierre del 2010.

Ante ello, en ningún estudio se hace mención al aumento de  la calidad del empleo, o a la mano de obra desplazada por efecto del cambio de mercado abastecido a través de acceso colectivo a internet, o la verdadera capacidad de pago de las familias de esos estratos y la real necesidad de la individualización del servicio tecnológico de acceso a internet.

“Buscamos facilitar la vida de los colombianos e incrementar su productividad y la formalidad laboral”  al pasar del 61.1 % al 54.4 % de empleos informales sobre el total de ocupados,  predica el Plan del gobierno, cabalgando sobre el propósito de ejecutar políticas que aumenten la competitividad de la economía y la productividad de las empresas privadas, en especial en los sectores con alto potencial de impulso al crecimiento económico del país en los próximos años. La asignación  de $ 52 billones al sector de defensa y seguridad, superando los recursos de educación y los $ 221,2 billones para apalancar la acumulación del sector privado, demuestran la tendencia garantista,  menos orientada a la salvaguarda de los derechos económicos, sociales, culturales, patrimoniales y ambientales de las mayorías, y benefactora de los intereses y las ganancias del sector financiero y empresarial.

Los procedimientos de adjudicación de AIS  no se blindaron adecuadamente contra fraudes y los desarrollados por el  programa Mipyme Digital no  produjo resultados prácticos, ante lo cual los  objetivos de esas políticas fracasaron, muy seguramente por  pensar más en el mercado que en la gente.

Nuestro país no muestra signos de equidad, y en medio de tanta precariedad en los ingresos es indecente repartir riqueza a los proveedores de tecnología antes de atender necesidades básicas de la población y garantizar la optimización de la infraestructura instalada en telecomunicaciones. No puede el Gobierno convertirse en el facilitador de la renta que genera una conexión individual a internet, bajo la premisa que son los ricos los que hacen crecer la economía, los que generan empleo y los que aumentan la competitividad del país.

El debate es ético y legal. Lo que se debe recordar es que la función del Estado en general pero del Ejecutivo en particular, es el ciudadano, su bienestar y especialmente, aquellos que están lejos de tener una vida digna, estabilidad laboral o propensos a vulnerabilidad por efecto de los cambios en el mercado.

Nota: Portable Apps es una terminología en inglés, referida a un software  destinado a utilizarse en los pendrives, o ipod el cual no le hace falta ninguna instalación para que se pueda ejecutar.