Facebook Twitter Google +1     Admin

Tecnología y economía: Plan TIC en Estados Unidos

por adecintel el 06/02/2011 22:09, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20110207142509-presentacion2.gif

Las políticas públicas de los Estados Unidos, y el sentir de la comunidad estadounidense, marcan la tendencia de los mercados y el ritmo de desarrollo de la totalidad de las naciones del Mundo. 

En tal sentido y partiendo de la premisa que la autorregulación ya no es suficiente, las políticas de la Administración de Barack Obama,  en el tema de tecnologías de la información y las comunicaciones,  buscan propiciar el acceso universal a Internet, fortalecer la privacidad de los consumidores y priorizar la aplicación de la tecnología bajo preceptos claros de economía. Estos a su vez deben garantizar el fomento a la innovación, al crecimiento, la creación de empleo digno, la reducción de los costos y la optimización de los procesos.

Desde su llegada a la Casa Blanca, la administración Obama planteó que se necesitaba revalidar un nuevo Contrato Social, como una nueva forma de entrelazar las relaciones económicas, políticas y sociales, sugiriendo como eje una nueva relación entre Estado y Mercado que avance hacia elementos de una economía mixta que integren, otra vez, elementos del Estado de Bienestar.

Por el bien de nuestra seguridad, de nuestra economía y de nuestro planeta, tenemos que tener el coraje de comprometernos a cambiar", sentenció Barack al firmar varias decretos destinados a reducir las emisiones de gases contaminantes, rebajar el consumo de combustible de los automóviles, y aumentar la eficiencia energética en todos los ámbitos posibles, comprometiendo en ello a todos los norteamericanos y ciudadanos del mundo.

Los “gringos”, como peyorativamente se infiere a esa gran sociedad, en su composición social constituyen hoy en día, una mezcla con inmigrantes de todas partes del mundo, con alta visibilidad de ciudadanos latinos.  Su sistema democrático amenazado en numerosas ocasiones, ha incorporado múltiples culturas como  parte de su evolución y  desarrollo socio-político, consientes de sus responsabilidades como ciudadanos en un sistema democrático global.

El  país del norte, con 50 estados, un distrito federal y territorios en las Antillas y  Oceanía, bajo un gobierno sustentado en una república federalista y presidencial, alberga  a 308.745.538 habitantes, en una superficie de 9.631.418 km², según el último censo disponible realizado en abril de 2010.

La tercera nación más poblada del mundo, tras China e India acoge cerca de un 13% de población de origen hispano, un 12% de negros y casi un 4% de asiáticos. Las llamadas minorías constituyen ya más de la cuarta parte de la población y crecen a un ritmo muy superior al del conjunto.  Aproximadamente un 70%  de raza blanca de origen europeo, inglesa, alemán, irlandés, e italiana, bajo la denominación WASP (White Anglo-Saxon Protestant)) conforman la "mayoría" de los habitantes de Estados Unidos.

Esta diversidad étnica y racial responde a un flujo inmigratorio prácticamente constante desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad. Hoy, uno de cada diez habitantes de Estados Unidos ha nacido en el extranjero. Además hay minorías étnicas que en términos numéricos son particulares si se compara con sus países de origen, tales como la minoría judía que con más de  6 millones de integrantes viviendo en Estados Unidos posee casi la misma población que la del mismo Estado de Israel; al igual que 30 millones de mexicanos que equivale a más del 25% de la población de todo México.

Esa heterogeneidad se da por igual en los niveles de desarrollo. Estados Unidos presenta uno de los mayores PNB por habitante, con más de 37.000 dólares; aun así, la sociedad estadounidense es muy desigual, inclusive en aspectados relacionados con acceso a las nuevas tecnologías.   Cerca del 12% de la población vive aislada tecnológicamente y en nivel de pobreza pese a la exaltación del melting pot, (Sociedad multicultural), siendo en su mayoría de raza negra.   Las desigualdades sociales dan lugar a conflictos entre las distintas comunidades.

La población estadounidense además de individualista,  es muy móvil. Con frecuencia, una promoción  profesional va acompañada de un cambio de residencia, bien dentro de la misma región o a miles de kilómetros. Estudios estiman en 14 veces el cambio de residencia en promedio a lo largo de la vida de un ciudadano por razones laborales, lo cual implica subutilización y recambio de infraestructura tecnológica, sin haber cumplido su vida útil.

La localización de los habitantes es eminentemente urbana en un 90%, focalizada en los grandes conglomerados industriales y comerciales del centro y, en la costa, concentra la infraestructura de información y comunicaciones. En la actualidad, existen en Estados Unidos treinta áreas metropolitanas de más de un millón de habitantes y a la par amplios territorios y poblados aislados sin suficientes redes de comunicación.

La economía mixta capitalista, de Estados Unidos, alimentada por abundantes recursos naturales, cuenta con una infraestructura desarrollada, y una alta productividad. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el PIB los Estados Unidos es de más de $ 13 billones y constituye más del 25,5% del producto bruto mundial a tipos de cambio del mercado y más del 19% del producto bruto mundial en paridad de poder adquisitivo (PPA). Es el PIB nacional más grande en el mundo. Los Estados Unidos ocupan el undécimo lugar en la lista de países por PIB nominal per cápita y el octavo en la de países por PIB a valores de PPA per cápita. Los Estados Unidos es el mayor importador de bienes y tercer mayor exportador mundial.

En  el tema de Internet, los Estados Unidos es uno de los países donde el crecimiento ya ha alcanzado un punto de clara madurez. Hoy, cuatro de cada cinco adultos tienen acceso a una conexión fija o móvil de Internet, con tiempos de conexión en promedio de 11 horas por semana. Para agosto de 2010 Estados Unidos registraba 239,893,600  usuarios habituales de Internet, 77.7 % de la población total y el 85% de la población adulta. (US Census Bureau). Igualmente 149,054,040 usuarios estaban registrados en la red social de facebook (43.3% de la población).

En Estados Unidos existen 141 millones de direcciones IP registradas, aún cuando desde sus orígenes, los dominios de internet han estado, en manos del gobierno norteamericano. A través de la ICANN,  se asignaron las 4 mil 300 millones de direcciones del actual protocolo de Internet Protocolo versión IPv4, y su reemplazo, el IPv6 que puede asignar algo así como 340 undecillones,  (cada undecillón es equivalente a un 1 seguido de 36 ceros de direcciones basadas en 128 bits).

Las ventas online de los norteamericanos representan una cuarta parte del total mundial,  En diciembre de 2010 presentaron una alza del 15,4% equivalente a unos US$ 36.400 millones según un informe de SpendingPulse de MasterCard Advisors.

La velocidad promedio de navegación en Estados Unidos de 4,8 Mbit/s, muy cercana a la de  Canadá con 4,6 Mbit/s, aún cuando es el doble de la velocidad promedio de conexión para los usuarios de Internet en todo el mundo, que es de 1,8 Mbit/s, dista mucho del “rey de la velocidad” de Internet, Corea del Sur, con una conexión promedio de casi 17 Mbit/s.

Finalmente, un dato más relevante, se desprende de una encuesta telefónica realizada por Pew Internet & American Life Project y difundida por Reuters, en agosto del 2010.  En ella “los ciudadanos norteamericanos parecen estar más que contentos con su velocidad actual, ya que no consideran que sea una prioridad del Gobierno mejorar las conexiones”.

Acorde a la encuesta y trabajo realizado, “el 26% de los encuestados piensa que el acceso económico a internet de alta velocidad no debería ser una iniciativa del gobierno" y el 27% consideró que simplemente “no es una prioridad”, en tanto el 30% piensa que la administración de Obama "debe haberse cargo del asunto" y solo el 11% "considera  la cuestión de alta prioridad”.

En Colombia Antanas Mockus, Ex Precandidato Presidencial, en entrevista al Diario El Tiempo, el pasado 2 de febrero, ya planteó  un interrogante similar, con relación a la candidatura única de Enrique Peñaloza por parte del partido verde a la alcaldía de Bogotá  "¿Cuántos carros nuevos siguen ingresando y cuántas vías se necesitan?", se pregunta. Al respecto sugiere actualizar el Plan Maestro de Transporte, elaborado a finales de los 90 por la Agencia Japonesa de Cooperación (JICA), ya que   "Gústenos o no, nos tocará buscar mecanismos que combinen tecnología y economía".

La política del Presidente Barack Obama en relación a “reducir el consumo de combustible y aumentar la eficiencia energética”;  la sindéresis(Synteresis) de los ciudadanos norteamericanos “que no consideran que sea una prioridad del Gobierno mejorar las conexiones actuales de internet, además  que el  acceso a banda ancho no debería ser una iniciativa del gobierno”, y el acercamiento académico de Mockus en referencia a   “tecnología y  economía”,  reafirman la tesis planteada en otros artículos sobre  si es correcto  que “las herramientas que se desprenden de las nuevas tecnologías sean esgrimidas por el estado como instrumento generadores de bienestar social  e intrumento reductor de la pobreza”.  

Por razones de economía, y más de racionalidad económica, lo anterior, a nuestro juicio,  no es éticamente correcto, en particular dentro de esa  nueva relación entre Estado y Mercado, que plantea Obama.

La reducción de la brecha digital,  la democratización en el acceso a la información, la educación y el intercambio de conocimiento, la apropiación (homestead principale) tecnológica (barroquización,  criollización y canibalismo), y el afianzamiento de destrezas y  habilidades, son instrumentos de  inclusión social, que no necesariamente se logran mediante un “salto cualitativo que cuadruplique las conexiones a Internet de banda ancha, acreciente la necesidad de percepción de acceso al Internet,  solvente el  insuficiente poder adquisitivo del ciudadano o desarrolle infraestructura con recursos públicos”, como lo considera el proyecto de Plan de tecnología Vive Digital en Colombia..

Es el acceso económico, eficiente y colectivo a Internet el camino más expedito para el mundo revalide un nuevo contrato social con los operadores y proveedores de tecnología de información y comunicaciones. No es de sorprender que sean los propios ciudadanos quienes así lo consideren necesario, ya que el pueblo puede ser bisoño, mas no tonto, identificando en forma oportuna cuando se le incita al consumo improductivo.

Las razones para que Estados Unidos mantenga un sistema democrático sólido y a su unión intacta radica en los principios de descentralización gubernamental, su sistema cerrado y justo de leyes, el contar con parámetros estables, libertad regulada, educación en los valores democráticos, respeto por la diversidad en la gran mayoría de los ciudadanos y compromiso de los consensos.  Su  democracia y estado de bienestar es el producto del equilibrio social entre los derechos y deberes de los estados, las sociedades y los empresarios. 

Anexo Unico: Plan Nacional de Banda Ancha de Estados Unidos:

Conectando America (“National Broadband Plan – Connecting America”),

De gran similitud con el PROYECTO DE PLAN NACIONAL DE TECOLOGIA “VIVE DIGITAL” DE COLOMBIA.

1. Antecedentes. A pesar de que los Estados Unidos es una nación que está a la vanguardia en materia de TIC, tiene enorme retos en relación con la conectividad a internet de banda ancha y  la apropiación de tales tecnologías, como base para el mejoramiento de la calidad de vida y de la productividad. Con 307 millones de habitantes, más de 70 millones de personas no tienen acceso a internet. Con una penetración de usuarios de internet de 76%, EEUU pertenece, sin duda, a los países líderes en el campo. No obstante, es superado, entre otros, por todos los países escandinavos (Suecia y Noruega cuentan con tasas de penetración de 90%), algunos europeos occidentales (Holanda: 86%) y Corea del Sur en Asia        (77%) (véase http://www.internetworldstats.com/stats.htm). Dado el tamaño de población de los EEUU el reto de cobertura es, en términos absolutos, considerable.

El Congreso de los Estados Unidos[1] encargó a comienzos de 2009 a la FCC[2] la elaboración de un Plan de Banda Ancha cuyo contenido inicial fue sometido a debate público (comunicaciones en línea, así como audiencias        públicas presenciales) en el que participaron los diversos actores, incluyendo el público usuario (la cuenta de Twitter de la FCC en esta materia contó con 330 mil seguidores que pudieron expresar sus opiniones al   respecto[3]) y entidades gubernamentales de procedencias diferentes. En tal medida, el Plan es escrito para y        por ciudadanos de los Estados Unidos http://www.broadband.gov/plan/executive-summary).

2. Los cuatro ámbitos. De crucial importancia para el diseño de la política de BA es la concepción del servicio y utilización de internet de banda ancha como un ecosistema en el que confluyen cuatro componentes: los servicios de redes para la conexión; los dispositivos (incluyendo PCs); las aplicaciones y, finalmente, los contenidos. Cada uno de estos elementos constituye un mercado con dinámicas propias, que deben converger  de forma equilibrada en el uso masivo de las Tic de parte de la población. Así, resulta absurdo contar con   buenas autopistas (acceso a Internet) pero con déficit en el número de PCs por habitante, o ausencia de campañas de alfabetización digital, o de contenidos educativos, para poner sólo algunos ejemplos.

3. Objetivos. El Plan tiene el propósito de incidir en los cuatro elementos del ecosistema (punto 2) mediante cuatro estrategias:

a. Diseño de políticas que garanticen un alto nivel de competencia que traiga como resultado el bienestar de los habitantes de los EEUU, altos niveles de investigación y desarrollo, y de inversión. Una de las claves de la estrategia consiste en ofrecer a los usuarios información detallada acerca de precios y los servicios asociados a los mismos que revertirá en el esfuerzo que los operadores harán en ofrecer, al mejor precio, los mejores paquetes. En forma simétrica, la promoción de la competencia entre los agentes privados en cada uno de los mercados del ecosistema es pieza fundamental de la estrategia.

b. Uso eficiente de los factores que el Gobierno de los EEUU tiene bajo su control, como es el caso del espectro y de las normas para el acceso al uso de redes. En el caso del espectro para BA, la FCC tiene dentro de su inventario sólo 50 Megahertz, lo que representa una parte insuficiente de lo que se requerirá para el cumplimiento del plan.  Se propone, en consecuencia, contar con una capacidad adicional disponible de 500 Mhz de 2010 a 2020 (espectro inalámbrico federal y comercial).

c. Reforma de los mecanismos para garantizar el acceso a internet a la población de menos recursos en áreas de altos costos. En general se trata de garantizar acceso de anchos de banda apropiados para todos, incluyendo aquellos segmentos de población de menores ingresos, así como la posibilidad de adquirir destrezas en el uso de herramientas. Papel importante lo jugará un fondo creado con tal fin (Connect America Fund), que contará con más de US $ 15.000 millones, que permita acceso a internet de velocidades de al menos 4 megas (de bajada) a los usuarios.

d. Reforma pública en los campos en que la BA puede tener gran influencia sobre la calidad de vida de la población, como los sectores de salud, educación y, en general, operaciones gubernamentales. En el campo de la salud, serán prioritarios los apoyos a los programas rurales (“Rural Health Care Program”), así como procesos del manejo, disponibilidad e interoperatividad de la información de la salud de los pacientes para el mejoramiento del servicio. En educación, la promoción de programas de alfabetización digital, la educación por vías digitales y la disponibilidad de los respectivos contenidos serán parte clave. Otros servicios se refieren al fortalecimiento de programas de e-gobierno, mejorando el acceso de las agencias gubernamentales a las herramientas disponibles (web 2.0, computación en la nube), así como a la promoción de la participación ciudadana por tal vía.

4. Metas. Hay seis metas globales del Plan, que deben ser satisfechas en 2020 (http://www.broadband.gov/plan/2-goals-for-a-high-performance-america):

a. 100 millones de hogares tendrán velocidades de bajada de 100 megabytes por segundo y 50 de subida.

b. Estados Unidos liderará la oferta de conectividad móvil a los más bajos precios y con la más moderna infraestructura de redes móviles. El país contará con una capacidad adicional disponible de 500Mhz.
c. La cobertura de internet de BA será totalmente universal para cada residente en los Estados Unidos (penetración de 100%).
d. Todas las instituciones (los establecimientos escolares, hospitales y edificios públicos) contarán con capacidades de acceso a internet de BA de al menos 1 gigabyt por segundo.
e. Cada norteamericano tendrá acceso inmediato a una red de seguridad pública en forma directa.
f. Cada habitante podrá hacer el seguimiento, vía internet,  a su propio consumo de energía con el objeto de racionalizar el uso de la misma.


Para mayor información acerca del Plan puede consultarse http://www.broadband.gov/plan.

o en:

http://colombiadigital.net/index.php?option=com_k2&view=item&id=262:la-pol%C3%ADtica-de-banda-ancha-en-los-estados-unidos-y-sus-n%C3%BAmeros&tmpl=component&print=1&Itemid=299