Facebook Twitter Google +1     Admin

CONTROL A LDinternacional

por adecintel el 18/08/2009 14:14, en NOTICIAS


.http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idedicion=1415&idcuerpo=1&dscuerpo=Secci%C3%B3n%20A&idseccion=8&dsseccion=Antioquia&idnoticia=120366&imagen=&vl=1&r=antioquia.php.

El Mundo. Sección Antioquia. Sábado , 27 de Junio de 2009 .

 

Capturados cinco presuntos culpables por vender minutos internacionales ilegales.

Estafa a empresas de telecomunicaciones

 

Una mujer ingresó a un negocio de internet y le ofrecieron una hora de llamada a Estados Unidos por 2 mil pesos. Impresionada por el valor, averiguó cómo era posible ofrecer ese precio y dada su condición de ingeniera se dio cuenta del uso de un software ilegal para enrutar las llamadas y evitar el pago del servicio a las empresas licenciadas para ello por el Ministerio de Comunicaciones.

 

Posteriormente decidió denunciar el caso ante las autoridades, que iniciaron una investigación. Y ayer el grupo contra delitos informáticos de la Policía Metropolitana realizó un operativo en el occidente y centro de Medellín, llamado By Pass, en el que se allanaron cinco Café Internet.

El general Dagoberto García, comandante de la Policía Metropolitana, reveló que por esta actividad las empresas UNE con su marca Orbitel, ETB y Telefónica Telecom dejaron de recibir .200 millones. Cinco personas fueron capturadas, con cargos de prestación ilegal de servicios en telecomunicaciones y defraudación de los derechos patrimoniales a los autores del software.


Este delito se ejecuta por medio de una llamada desde un teléfono fijo que termina en internet, o se origina en internet y termina en un teléfono fijo. No se utiliza el canal de la empresa que vende la telefonía fija, sino internet y por tanto se evade la interconexión. Pero como se utilizó la infraestructura de una empresa ya constituida (el número de teléfono, el cableado, etc.), se incurre en el delito de fraude por no pagar. Cuando se recibió la queja de la ciudadana, se instauró una mesa de trabajo entre la Policía y las empresas, quienes ubicaron a los presuntos delincuentes.