Facebook Twitter Google +1     Admin

CIBERCAFES COMPETENCIA DE LOS TELECENTROS

por adecintel el 23/03/2011 22:11, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

 Si “son los cibercafés una competencia para los telecentros?”, fue el interrogante planteado por  Eiko Kawamura, de la red de redes de telecentros de América Latina y El Caribe en uno de sus foros virtuales en marzo del  2009.

Esta discusión enmarcada en el ámbito de lo económico, a lo largo del tiempo ha demostrado que la pretendida competencia o rivalidad no existe, máxime si existe un número de usuarios en continuo crecimiento que demandan bienes, información y servicios tanto del uno como del otro en la amplia y variada geografía mundial.

Lo que si es cierto, es que la preexistencia, vigencia y continuidad  de los accesos colectivos a internet, tienen una relación inversamente proporcional con el  pretendido acceso individual invasivo, objeto de diferentes estrategias por parte de los proveedores de acceso a redes, contenidos e infraestructura tecnológica a nivel mundial. No es gratis la pretendida meta del MinTic, para el caso colombiano, que aspira en cuatro años a cuadruplicar las conexiones en banda ancha a Internet de 2.2 millones a 8 millones privlegiando el acceso individualista.

Tanto Telecentros como Infocentros  cumplen funciones similares, salvo que los denominados Cibercafés no aparecen en los planes, proyectos y cifras estatales, ni mucho menos en los presupuestos de inversión, a pesar del peso representativo  que conlleva su actividad y lo significativo de su injerencia como vehículo trasmisor de las tecnologías de la información, la diversión y el conocimiento.

Para los colombianos según la encuesta nacional DANE -  2008, en cifras de hace tres años, teníamos que el  47.2 % de la población,  accedía prioritariamente a internet a través de estos micro establecimientos en un total estimado de 16 millones de internautas. (http://www.colombiadigital.net/images/stories/pres_tic_mar09.pdf). 

En datos recientes, 2011, contenidas en el estudio  de  “Percepción, usos y hábitos frente a las Tecnologías de la Información y la Comunicación”, contratado por el MinTic, el porcentaje estimado llegaba a un  29% para un cálculo aproximado de 24 millones de internautas. (http://www.mintic.gov.co/news.asp?articleId=237).

Estos datos demuestran que la tésis que en su momento se esgrimió de  competencia entre servicios colectivos (Público – Privado) e inclusive supervivencia de estos, no era tan cierta, y mas aún, que el porcentaje de la población colombiana (Internautas) que utilizan por diferentes motivos el acceso colectivo a internet, va en aumento por razones de eficiencia, lógica, economía y oportunidad.

Los Cyber, cafés internet  y telecentros particulares,  han seguido cumpliendo con la difusión y democratización de las TICs, jugando un papel significativo, signados por su auge, dinámica y capacidad de cambio,  independientemente  de la carencia de políticas públicas por parte del gobierno colombiano, quien intencionalmente ha abandonado al mercado la oferta y la demanda de acceso público a Internet.

Ante la carencia de regulación, políticas e instrumentos de coordinación, la proliferación de estos establecimientos,  reproduce el modelo de consumo de solo cierta gama de instrumentos facilistas disponibles tales como chat, correo, música, navegación pasiva y acceso a sitios de pornografía, en menoscabo de su verdadero potencial  como  infraestructura tecnológica de bajo costo.

En lo que respecta a los telecentros públicos, concebidos  como espacios abiertos de provisión de  acceso al público a tecnologías de información y comunicaciones e instrumento de capacitación para el manejo de las mismas, en especial las técnicas de navegación en Internet, no son pocos los casos en los cuales se vive similar situación por parte de sus administradores y usuarios.

En  las conexiones  individuales  a  Internet, donde  se  brinda muchas mas posibilidades y diferentes herramientas, como  infraestructura tecnológica de alto costo, por factores culturales se cae igualmente en la improductividad o uso elemental de las nuevas tecnologías, con mayores tiempos improductivos en horas de diversión, juego o esparcimiento.

Lamentablemente estamos transitando, en los tres esquemas en  replicar consecuencias no deseadas desde el punto de vista social como  el ocio, la homogeneización e imposición de visiones del mundo, actuaciones culturales e ideas proveniente de las regiones que dominan Internet y parálisis de la producción local como resultado de la sobre información, lo cual conduce a la ampliación de la brecha, la desigualdad social y la improductividad económica.

Los telecentros tanto como los cyber cafés disponen de la esencia para proporcionarles a las comunidades la información, experiencia e infraestructura necesaria para un desarrollo educacional, personal, social y económico mas elaborado.

La disposición de acceso colectivo a internet brinda la materia prima en el acceso al conocimiento, en la transformación y producción de contenidos, como foco de fomento al trabajo a distancia. Hacen posible la educación virtual y constituyen herramientas importantes para realizar investigaciones, por lo que se deduce que promueven y/o facilitan usos educativos, usos referidos al trabajo y a la productividad empresarial.

La única política pública frente al acceso colectivo a internet, contenida en el plan Nacional de Tecnología, indica que en Colombia existen más de 3,000 Telecentros oficiales en 1,000 municipios, operados por el programa social COMPARTEL. En estos el Ministerio a asumido altísimos costos en la  inversión inicial y la operación. En documentos oficiales se estima que los gastos  operativos anuales representa más de 12% de recursos del  FONTIC, sin incluir las interventorías. Debido a que este costo es insostenible, el Ministerio TIC diseñó nuevas alternativas, a partir de un cambio que inicia desde el nombre.

Los Telecentros oficiales, se llamarían TECNOCENTROS, lo que implica nuevas inversiones en publicidad, papelería, logotipos, y estrategias de márquetin para fijas el nuevo remoquete a los que siempre se le ha denominado TELECENTROS en todo el mundo. Pero el cambio más significativo deriva del nuevo modelo autodenominado  “Modelo sostenible de financiación en que el Ministerio TIC co-invierte en la construcción con entidades territoriales, pero estas mismas junto con los Operadores (sic) asumen los gastos de operación variables”.

Cada nuevo Tecnocentro requeriría, según cifras del ministerio  una inversión entre  $ 250 a $ 500 millones, de los cuales el FONTIC aportaría el 80 % y el 20 % restante los entes territoriales. Con el presupuesto estimado de $ 350,000 millones (2011-2014), alcanzaría para  instalar hasta 1,370 nuevos Telecentros.

Instalar un Cibercafe, de medianas prestaciones por el sector privado a nivel mundial no sobrepasa la cifra de los U$ 25.000 Dólares (50 millones de pesos) y sus costos de operación mensual se sitúa entre los U$ 2.500 y  los U$ 6.000 dólares( 7 y 12 millones de pesos), para prestar muy pero muy similares servicios.

......Esperamos la franca competencia con los Telecentros Institucionales......

 

Anexo: DISCUSIONES Y POSICIONES DEL FORO PROMOVIDO POR Eiko Kawamura,

"Solemos relacionar la naturaleza de los cibercafés al ámbito comercial, salas de navegación que ofrecen además servicios de impresión, escáner, juegos en línea, llamadas nacionales, internacionales, etc. Y los telecentros con lo social, capacitaciones, sistemas de información, desarrollo local, servicios para jóvenes, adultos mayores, etc."

"Si ambas iniciativas utilizan las TIC para ofrecer sus servicios, y si los servicios son claros y diferenciados, ¿deberíamos considerar que existe una competencia entre ellos? ¿Son los cibercafés más frecuentados por los servicios que brindan? ¿Tiene que ver la calidad de las computadoras, conexión, el precio, la atención, en la selección de una opción por otra? ¿Afecta que un cibercafé se encuentre instalado cerca de un telecentro? O es que los telecentros ¿deberían mejorar los servicios que brindan? ¿la difusión?"

"Son varias las preguntas alrededor de esta discusión. Los invito a compartir sus comentarios con nosotros."

Respuestas a esta discusión

Permalink Respuesta de Johanna on marzo 19, 2009 at 12:29pm

Muy importante tu aporte, siempre e recomendado a mis compañeros de Telecentros en Colombia el trabajar con la visión por la cual fue creado el programa, es verdad que hay cybercafés que han adoptado una postura donde lo primordial es el servicio a la comunidad, y hay telecentros en los cuales los administradores se sentaron a vender Internet.
Saludos desde Colombia.

Respuesta de Pablo Aguiar on marzo 17, 2009 at 7:38am

Hola chic@s, con respecto a esta discusión, creo que los ciber no significan una competencia, brindamos servicios distintos, y estamos mas cerca de la comunidad por nuestra propia naturaleza. Si bien los servicios a grandes rasgos son parecidos, no son iguales, ni cuanti-cualitativamente.
En un telecentro, además de todos los servicios que brinda un ciber, uno encuentra personas comprometidas con un proyecto, con ganas de ayudar, con la convicción de que vamos en la dirección correcta tratando de derrotar la maldita brecha, no lo tomamos como un negocio sino como un lugar de desarrollo social. Es por esto y mucho más que ni los telecentros ni los ciber compiten entre si. A modo de resumen debido al escaso tiempo que tengo hoy. Saludos compañer@s

Respuesta de Rómulo Elgueta Lagos on marzo 17, 2009 at 1:17pm

HOLA AMIG@S:

Mi particular visió incluye lo que sigue:

CIBERCAFÉS

Son “Puertas Alternativas y Complementarias para accesar a la Sociedad de la Información: Son Accesos Privados, no gubernamentales o no municipales para las poblaciones de bajos recursos o poblaciones remotas”. Amplían el frente de lucha para reducir la Brecha Digital junto a los Telecentros, Infocentros, Bibliotecas y Escuelas con Internet, abiertas a la comunidad.

Son una alternativa válida para entrenar y generar desarrollo, capital humano y crecimiento a usuarios que no poseen equipo propio en casa.

¿Por qué hay más internautas, hoy?

Los chilenos que usamos Internet cada vez somos más. ...
Hay una porción nada pequeña de los incluidos digitales que no puede ser explicada por la cantidad de servicios de conectividad, y mucho menos desde el crecimiento en las ventas de computadores.
Emergen de los “polémicos” cybercafés y los llamados internautas de a pie. Personas que sin tener computadoras en sus hogares son internautas activos, que sino todos, varios días a la semana pasan algunas horas en el cyber.

El promedio de PC por Telecentro, en Chile, es de 7.0 y por cybercafé, un poco más, de 15.0.

Los cybercafés y los locutorios que ofrecen acceso a la red son espacios verdaderamente públicos, que por el mismo monto que cuesta una cajetilla de cigarrillos permiten tres horas de inclusión digital... Comprender el fenómeno de la proliferación de cybercafés puede resultar como un bastón para sostenerse y no caer más abajo en la brecha. (Habrá que volver y revolver al tema de los cybercafés, repensar sus usos y potencialidades, imaginar/pensar/construir criterios de legitimación de ese proceso, reaprovechar los espacios y ponerlos en el centro la “inclusión digital y la sustentabilidad”).El Estado y los Privados debieran considerarlos aliados e incluirlos en las políticas de Desarrollo Digital

Lo que sucede en la calle

Cada vez más ciudades ofrecen un panorama urbano salpicado por locutorios y cybercafés privados, entre ellas: Santiago y las principales ciudades del país.

“Los cybercafés y los kioscos de Internet son equipamientos extendidos a nivel mundial, aunque tienden a concentrarse en las grandes ciudades, las localidades en las que el acceso hogareño a Internet aun no es masivo, y los lugares turísticos. Un cybercafé (también llamado cyber, Internet café, PC café, etc.) es típicamente un emprendimiento comercial en el que las personas acceden a Internet por medio de un pago, generalmente equivalente a una fracción de tiempo de una hora o minutos. Un número creciente de cafés ofrecen acceso inalámbrico ilimitado. En muchos cybers también se venden bebidas, papelería, insumos de computación, cigarrillos y golosinas, o se ofrecen servicios como fotocopias, cámaras web y envío y recepción de faxes”. Su infraestructura es moderna, cómoda, amplia y funcional.

Constituyen “Puertas Alternativas y Complementarias para accesar a la Sociedad de la Información: Accesos no gubernamentales o municipales para las poblaciones de bajos recursos o remotas”. Son una alternativa válida para entrenar y generar desarrollo y crecimiento a los cibernautas que no poseen equipo propio en casa. Hoy, se habla que el futuro nos traerá dispositivos que nos posibilitarán trabajar en un escritorio virtual en cualquier Telecentro, Infocentro, Biblioteca, Ciber Café, Locutorio, Kioscos de Internet, etc. En realidad, en donde nos apetezca trabajar en Computación.

Recuerden que estamos accesando a la Sociedad de la Información, de la Comunicación, de la Inteligencia, del Conocimiento y que para ser ciudadanos: Visibles, Reconocibles y Dialogantes debemos contar con un pasaporte constituido por: 1) Manejar el PC, 2) Navegar en Internet, 3) Trabajar en Red, y, 4) Constituirse en miembros de Plataformas Sociales 2.0 (MySpace, Facebook,entre otras). Contamos con poco tiempo para Infoalfabetizar y culturizar a nuestros compatriotas en computación y tornarlos en mujeres y hombres del siglo XXI. De aquí la importancia de contar los Telecentros con ayudas alternativas como son los Cibercafés, máxime cuando la Sociedad de la información, ya golpea nuestras puertas.

Rómulo Elgueta Lagos
Capacitador en TIC’s
Trabajador del Conocimiento
Relator Motivacional

Respuesta de M.Angélica Celedón on marzo 17, 2009 at 1:24pm

Hola a tod@s, qué interesante discusión la que provoca el tema propuesto por Eiko. Yo comparto la opinión de Victoria, que teniendo claro las diferencias entre ambas iniciativas, es necesario explorar sus confluencias, e incluso generar vínculos y alianzas para trabajar en conjunto por el objetivo de acercar las TIC a grupos vulnerables. En países como el nuestro, en que el acceso a las TIC es aún restringido y que decir su uso y apropiación, cualquier intento por permitir que el beneficio asociado a las nuevas tecnologías llegue a la mayoría, debe ser estimulado.
Para quienes quieren profundizar en el tema, sugiero la lectura del libro El (Involuntario) Rol Social de los Cyber de Susana Finquelievich

Un abrazo para tod@s,
M. Angélica Celedón

Respuesta de Wilson on marzo 17, 2009 at 9:45pm

Pueda tener una similitud por tener internet, pero no tiene la ideología que tiene un Telecentro Comunitario.

Soy un joven voluntario de este Telecentro llevo 4 años con 3 meses de voluntariado, no he apercibido una remuneración económica pero tampoco puedo decir que he perdido a lo contrario he ganado mucha experiencia porque cuando yo llegue al Telecentro no sabía ni prender una computadora gracias a Dios a mis padres y a todos los amigos de buen corazón que confiaron en mi persona para ser capacitado a hora estoy replicando este conocimiento en mis comunidades, estos son los temas: Formación de líderes comunitarios, construcción de senderos ecológicos, cultivos orgánicos, construcción de viveros forestales, orquidearios, recuperación de los valores humanos y mi mayor fortaleza, es de que vive y reina en mi corazón Dios es por eso que no hay ni habrá quien pueda detenerme los objetivos y sueños comunitarios que los tengo trazado en mi vida y si tengo que derramar sangre y dar la vida por defender los derechos que les pertenece a mis pueblos y en especial a los niños los haré de eso no lo tengo duda.

Lo que hemos podido conseguir hasta el momento capacitaciones y recursos económicos, ya lo hemos conseguido con varios actores como son: USAID 4 mil 800 dólares para comprar computadoras y otros equipos para el Telecentro, GTZ 2.800.00 dólares para terminar el Centro de Información Turística y capacitaciones Turísticas para la parroquia de Gonzalo Días de Pineda, en coordinación con la fundación Chasquinet y Microsoft Ecuador se ha podido conseguir una juguetería para la guardería “Los Gigantes” y la visita de 15 agencias de viaje a mi comunidad 13 nacionales y 2 Alemanas, por lo pronto si hay ONgs o instituciones privadas que puedan donar jugueterías para las demás guarderías sería genial son 4 guarderías que no tienen esta juguetería en mi cantón.

Esto es la diferencia de un Telecentro Comunitario, en donde pueden encontrar y rescatar los valores humanos Que Dios ha dejado en este mundo, y de las personas que ya han alcanzado logros importantes y que nos llaman a gritos que nosotros también los podemos al cansarnos, lo que estamos haciendo con los siber cafes es de a cerlos conocer q oportunidades tenemos si nos aliamos par dar otros servicios mejores a la comunidad por ejemplo, (la compra por internet con imalls. www.imallsportal.com)
ATT.
Wilson Pinta
El Chaco Napo Ecuador

Respuesta de Yacine Khelladi on marzo 18, 2009 at 10:41am

No necesariamente.. la encuesta que hicimos en República Dominicana sobre los telecentros apoyados por el Estado en 2007, muestra que donde mas hay ciber, mas visitación de los telecentros!!! sorprendente no?
vea:
“Los Centros de Acceso Colectivos (CAC) a las TICs impulsados desde
el Estado” (versión completa - 2008) por Fundación Taigüey en version completa en pdf
y/o mas rápido en su presentación tipo "power point"

 Respuesta de Gustavo on marzo 18, 2009 at 11:31am

Creo que la respuesta ya esta dada, primero: Los Telecentros deben mejorar los servicios que brindan, pero fundamental mejorar los equipos y la tecnología utilizada allí, de igual manera involucrar más a la comunidad para que adquieran sentido de pertenencia porque muchos lo toman como una Escuela con normas de comportamiento, deberes y no derechos, por tanto los usarios exigen mejor atenciòn mas privilegios pero a costa de que, cual es el valor agregado. Podemos incluir en el objeto social un sinnúmero de servicios comunitarios a prestar pero el hecho que sea gratuito nos limita. Sin animo de lucro nos mete en un contexto.
Cuales serian las mejores estrategias para mejorar ese contexto, no se les olvide que todo lo que tiene valor agregado sea servicio y/o producto cuesta, entonces cuanto vale nuestro tiempo, nuestro conocimiento y las herramientas de aprendizaje que entregamos. Asi, como cada uno de nosotros tenemos las metodologías de enseñanza siempre es solidaria y entregada como un bien común. Los telecentros son espacios de manejo comercial y de animo de lucro aquí no hay nada social ni mucho menos comunitario.

Respuesta de CaCerrato on marzo 19, 2009 at 2:35pm

Hola a Todos

Excelente Tema Eiko. Con todo respeto y humildad y dadas mis experiencias al frente de Telecentros permítame expresarles que en definitiva, Los Cibercafés, hablando en términos reales…No son competencia para los Telecentros. Partamos de lo entendido que el Cibercafé es un negocio con fines de lucro y el Telecentros es un negocio sin esos fines. Los objetivos del telecentro van más allá de simplemente suplir una demanda de servicios ofimáticos.

Entendemos que el Telecentro es una Herramienta o agente de desarrollo socioeconómico comunitario, con una fuerte orientación educativa y cultural, de comunicaciones y hasta promoción de negocios. Los administradores o miembros de los comités de Telecentros deben tener bien claro estos preceptos. Deben entender que las estrategias operativas y de funcionamiento de los Telecentros deben enmarcarse más en lograr el crecimiento y desarrollo del ser humano, de las personas, antes de la obtención de recursos. Estos vienen por añadidura. Claro dependerá de las capacidades de administración, de gestión, de promoción, concientización y compromiso sobre las ofertas hacia los beneficiarios.

Obviamente el telecentro requiere sostenimiento al igual que el Cibercafé, con la diferencia que los recursos captados en el telecentro se reinvierten en la comunidad en servicios, puede ser en forma de becas en cursos a los mas pobres, sistema de crédito razonable, precios mas accesibles y adecuados a la realidad comunitaria, asistencia mas personalizada y sobre todo el compromiso en buscar mejorar las condiciones de vida de las personas y sus familias.

En síntesis: El cibercafé tiende a beneficiar a sus propietarios o dueños del negocio, el Telecentro, debe beneficiar a la comunidad en general con promociones educativas y económicas reales, orientadas al desarrollo social y económico de sus clientes , sin olvidar tomar en cuenta la promoción sobre conservación y protección del ambiente.

En definitiva: Los Cibercafés, jamás deben ser competencia de los telecentros, dependerá del compromiso de administradores y comités, como también de los diferentes actores de la comunidad que muestren interés y compromiso en mejorar las condiciones de vida de la colectividad.

Saludos

Respuesta de Roberto Bustamante on marzo 20, 2009 at 4:39pm

Hay varios temas. Uno, que tiene que ver con la sostenibilidad. Con respecto al primero, es claro que hay una competencia, y eso señala que para el público usuario no es tan clara la diferencia entre un telecentro y un cibercafé (o lo que llamamos en Perú, una cabina pública). Es más, muchos telecentros en el Perú se están "privatizando", o pasando a un régimen privado, ya que (más allá de la misión y el objetivo final) la sostenibilidad del espacio y la gente que mantiene al telecentro depende mucho del público. Si no hay público, no hay sostenibilidad, por ende, la competencia existe y afecta.

De allí que en varios casos el sostenimiento económico de los telecentros haya sido asumido como un gasto social de la organización responsable (por lo menos, eso se ve en municipios observados en Perú), parte de los gastos necesarios e indispensables que la organización tiene que hacer.

El otro tema tiene que ver con el servicio. Si la competencia afecta, quiere decir que para los ojos del usuario no hay gran diferencia en la oferta. Y que en términos de costo/beneficio, se prefiere una máquina más rápida que un servicio más personalizado y de calidad.

¿Pero no es acaso la expansión de la conectividad uno de los objetivos promovidos por los telecentros? ¿Justamente no es la expansión de los cibercafés (cabinas) un indicador positivo? Entonces, yo plantearía que antes que una amenaza, los cibercafés son parte de un proceso iniciado por el telecentro, recogido por la iniciativa privada, y que responde a una demanda iniciada/motivada/promovida por el telecentro. En hora buena.

El tema es qué hacer en adelante, cuando la demanda por conectividad ha sido más o menos resuelta. Cómo se reinventa el telecentro, en un escenario donde la competencia y el mercado te va a ganar, sin lugar a dudas.

Respuesta de José Salinas Aramburo on marzo 21, 2009 at 1:57am

Felicitaciones a Eiko por la iniciativa.

El tema tiene que ver no tanto con el dispositivo tecnológico, que como sabemos, se trata de Tics. Más bien el debate va por la posibilidad de identificar con precisión las diferencias entre el cyber café o café internet y los telecentros, en cuanto a sus objetivos, usuarios y/o operadores.
En Bolivia, la gente no hace absolutamente ninguna diferencia entre Telecentro y Café Internet; es más, las empresas privadas ofrecen "telecentros" en venta a través de publicidad en los medios masivos de comunicación.
Existe una política gubernamental y de varias ONGs que están instalando miles de "telecentros comunitarios" en el área rural del país. Sin embrago, hasta donde sabemos, dichos "telecentros" funcionan exactamente como cafés internet, es decir, la gente acude y alquila los servicios por más o menos 50 centavos de dólar la hora, con lo que accede a la web para fines estrictamente personales y sin restricción.
En pocas palabras, en Bolivia no hay diferencia entre Telecentro y Cyber café; situación que debería poner en alerta a las instancias públicas, desde los Municipios hasta los Ministerios, para incorporar en sus planes estratégicos la utilización de verdaderos Telecentros sostenidos financieramente vía recursos públicos.
Los cyber cafés o cafés internet, no pasan de ser pequeños negocios privados como tantos otros.
El Telecentro es (o debería ser) un espacio y/o instancia de información, educación y capacitación enmarcado en objetivos de desarrollo de la comunidad.
Saludos cordiales a todos.

Respuesta de Reynaldo on marzo 27, 2009 at 11:33am

les enviare mi comentario mas adelante - me parece muy pertinente este foro y creo que aporta mucho para el desarrollo del Centro de Información Y Tecnología en el cual soy facilitador.

Saludos,

Reynldo

Respuesta de JORGE REYES MENDOZA on marzo 28, 2009 at 8:13pm

Hola a todos, respondiendo a la pregunta ¿Son los cibercafés una competencia para los telecentros?; desde mi punto de vista no es necesario ver a los cibercafés como competencia, sino aprovechar sus lados vulnerables para poder desarrollarlo y aplicarlos en los telecentros, ya que un telecentro su fortaleza es la capacitación, y debido a eso, se han ganado el repeto de la ciudadania en general, ya que talvez no se cuente con una superinfraestructura, pero, se tienen lo conocimientos para utilizar lo que se tiene al maxmo, sin embargo, lo que hace unico a un telecentro es su gente, la cual tiene una gran capacidad para poder hacer que las TIC’s lleguen a mas personas.

Respuesta de Yonalbis salazar on abril 7, 2009 at 2:14am

Saludos a todos, primera vez que perticipo, me ha gustado mucho el tema y los comentarios, por lo cual les agradesco por permitirme participar.

Pienso que, los buenos capitalistas encargados de cibercafes que dicen que "el cliente siempre tiene la razon" tratan muy bien a sus clientes, eso no quiere decir que sea un cibercafe comunitario ya que ellos solo valoran el volsillo del cliente. y el hecho de que una institucion se llame telecentro comunitario, infocentro, u otro, quiera decir que labore como tal.
En el caso de Venezuela los infocentros no cobran por el servicio por lo cual los cibercafos podrian verlo como la compentencia aunque el infocentro sea mas lento, pero; viendo que a los cibercafes, mientras un niño le pague, no le importa si estudia poesia o asecina hombres en una computadora, no serian jamas competencia para un centro comunitario ya que nuestro trabajo es educar y facilitar las herramientas a personas que nunca han tenido la oportunidad por su capacidad economica.
Si en el supuestto negado que existiese un cibercafe, que procurando educar y ayudar a la comunidad prestara el servicio de forma gratuita ó economica, con una velocidad de conexion rapida y procurando educar y ayudar a la comunidad. si existiera, ni aun estando al lodo de un centro comunitario nuestro seria competencia. seria un aliado.
Por lo cual sabiendo cuales son sus interes y como los adquieren sin importarles a cuantos niños les enferman la mente, yo no los veria como competencia los veria como enemigos, por que no podria apollar a una persona natural o juridica que valla en contra de los valores morales y humanos.

Respuesta de strikis10 on abril 10, 2009 at 4:09pm

Interesante el debate. Hay que puntualizar algunas cosas primero. Hay tres palabras frecuentes en este foro de discusión. La primera, "La Competencia"; la segunda, "El servicio"; y la tercera, "La Calidad". Se vamos a hablar de compentencia, siempre habrá quien quiera ser mejor o ganar la carrera, en este caso, el Telecentro o el Ciber Café. Pero esto va a depender de los "servicios" y la "Calidad" de los mismos. Hasta aqui, quiero decir que un Telecentro y un Ciber Café son lo mismo porque ofrecen un servcio con cierta calidad. No siempre los Cibers tiene calidad, hay de todo un poco, y los Telecentros, muchas veces son descuidadas, u otras, son mucho mejores que los Cibers. Todo depende de la visión de quien los atiende o administre.

Creo que el punto medular de todo esto es el fin de los servicios. Puedo tener un Ciber, porque de seguro quiero aumentar mis ingresos, pero si bien esto es un fin comercial, le puedo aunar un fin social, cosa que seguro me traerá mayor ingreso. Hay que recordar que hay Cibers para distintos fines como juegos en red, solo internet, etc. Ahora, con los telecentros, el fin determinará su rumbo, pueden haber telecentros que detrás tenga fines ideológicos (hay organizaciones y partidos politicos que fomentan estos servicios para su beneficio), comerciales y económicos. Así que depende de eso sabremos cuales son sus semejanzas y diferencias. De seguro que no hay un modelo de ciber ni de telecentro, todo depende de las necesidades del contexto en que se ubiquen.

Una nota más. Conozco telecentros comunitarios que son una gran ayuda para los estudiantes, en esto son excelentes, ofrecen servicios básicos, necesarios y de calidad para afrontar las necesidades de la escuela, algo que los cibers no hacen muchas veces. Pero el telecentro no permite el chat o las descargas tanto de video como de música, así que el usuario, cuanto se trata de uso de servicios como chat, juegos, descargas y otros, recurre a los cibers. Esto quiere decir que el telecentro y el ciber ofrecen servisios complementarios, es decir, entre las dos sastifcen al usuario.

Fidel Hernandez
Oaxaca, México,

Respuesta de Silvia Rosa Way Naupay on abril 28, 2009 at 1:17pm

La mejor respuesta que uno puede tener es trabajar uno mismo en un ciber cafe y en un telecentro, es ahi donde encontras la respuesta, no es igual estar en la tribuna como en la cancha de futbol, como yo pase por toda esa experiencia, es bueno posesionarse primero en las labores de ambos, que no es igual que te cuenten de lo que ven de otras experiencias, creo que los que mas pueden dar consejos y ayudar a la formacion de que es un telecentro, sus desafios y oportunidades son los que trabajan en el terreno.

saludos

silvia Way

Respuesta de Maria Jesús Rodríguez Melero on noviembre 2, 2009 at 12:38pm

A mi me parece que un cibercafé también puede ser una solución cuando los telecentros están colapsados.
En mi pueblo sólo tenemos dos ordenadores para atender a una población de 3.000 habitantes.
A veces, me gustaría poder tener cerca un cibercafé para poder dirigir a mis usuarios a un lugar próximo dónde poder trabajar para que no tengan que hacer colas tan largas

Respuesta de Manfred St. Rodríguez on Diciembre 17, 2009 at 1:36am

Hola quiero dar mi punto de vista acerca del tema.
Pienso que ambos hacen uso de las TIC’s; y que tienen mucha similitud en cuanto a los servicios que prestan pero existe unda diferencia notoria en cuanto a la calidad que ambos ofrecen y es que un telecentro pone mayor énfasis en la atención que se presta al usuario en cuanto a lo que necesita permitiéndole dar como un soporte o ayuda en lo que el usuario requiera y en considerar que el uso de las TIC´s sea para su máximo aprovechamiento y que contribuya para el mejor desenvolvimiento y desarrollo de sus actividades consuetudinarias.
En cuanto a las preguntas que planteas esta es mi opinión:
¿deberíamos considerar que existe una competencia entre ellos? SI, porque se existe en el usuario un motivo por el cual asistir a un cibercafé o a un telecentro permitiendo crear en él(usuario) preferencias y comodidades en el servicio que éste necesite.
¿Son los cibercafés más frecuentados por los servicios que brindan? SI, porque al menos aca en mi región un cibercafé es un lugar donde hay un lugar mas dedicado para el ocio que para otra cosa que contribuya al provecho del usuario ya que la mayoría de usuarios que frecuenta un cibercafé son jóvenes que están en la adolescencia en donde lo que ellos buscan es que no haya restricciones al momento de utilizar una computadora
¿Tiene que ver la calidad de las computadoras, conexión, el precio, la atención, en la selección de una opción por otra? SI, pero ubicando esta pregunta en cuanto a los cibercafé y telecentros de mi localidad pues nuestros telecentros cuentan con un equipo que está de acorde a las necesidades y comodidades del usuario actual por lo que el precio, la calidad de equipo, conexión y atención marcan la diferencia de manera favorable para nuestros telecentros.
¿Afecta que un cibercafé se encuentre instalado cerca de un telecentro? NO, porque es el usuario quien al final decide los propósitos para los cuales necesita los servicios de un telecentro ya que se han identificado de manera notoria.
¿deberían mejorar los servicios que brindan? ¿la difusión? NO, porque los servicios que presta un telecentro comparado con un cibercafé pueden tener un paralelismo parecido pero están definidos de forma clara en donde un telecentro busca que el uso de las TIC’s sea para el máximo y correcto aprovechamiento del usuario.

Respuesta de Sara Mora Tormo on enero 18, 2010 at 1:17pm

Perdonad, creo que no he respondido dentro del apartado que corresponde, no logro ver mi comentario, en este foro.
Creo, que no podemos comparar un Ciber con un Telecentro, "qué es un cibercafé: una tienda, un bar...", lo que ha llevado, a que cada comunidad autónoma los haya regulado de forma diferente, en algún caso dentro de tipos comerciales ya definidos.
"Tú pagas por una hora de conexión y en general nadie te controla. Por política en estos establecimientos no se capan los accesos a contenidos dependiendo de la edad, pagas y eres libre luego de utilizar el servicio", creo que en este tipo regulación "estamos todavía en pañales".
"No se está regulado en entornos nuevos, como las redes sociales o el hecho de que un menor abra una cuenta de correo electrónico, algo que debería tener autorización paterna", Cada vez son más los padres que ponen los medios necesarios para controlar los contenidos a los que pueden acceder sus hijos a través de Internet, esfuerzo que a veces cae en saco roto ya que los menores más curiosos tienen la posibilidad de saltarse estas barreras con una simple visita a un cibercafé.
Vale con que el menor se baje a un cibercafé o vaya con sus amigos y un portátil a un bar con wi-fi para que pueda entrar en las páginas que quiera".

Tan importante como la instalación de ordenadores y comunicaciones son las tareas de dinamización o animación en los telecentros. Un dinamizador/a es la persona responsable de cada telecentro, dependiente de la Entidad correspondiente.
Su perfil responde a una combinación de habilidades sociales y técnicas que le permitan dinamizar la actividad del Telecentro y fomentar el uso de Internet entres los ciudadanos/as de su localidad y alrededores. Lejos de lo que se podría pensar, un dinamizador/a no tiene porque ser experto en materias de informática ni telecomunicaciones, sino que prevalece la capacidad de motivación de las personas así como la claridad en sus explicaciones, pues su máximo objetivo será acercar Internet a los ciudadanos de una forma humana y agradable, destacando aquellos servicios de la Red que puedan solucionar o ayudar en las necesidades y actividades diarias de cada usuario.
Tan importante como el trabajo con usuari@s sobre el terreno del Telecentro, resulta la labor de difusión que entre asociaciones, colectivos, empresas, etc., pueda llevar a cabo un Dinamizador/a, pues no sólo los usuarios particulares pueden obtener beneficios del uso del Telecentro, sino que resultará especialmente positivo en aquellos casos donde la comunicación sea una herramienta necesaria para la gestión, organización o transmisión de un mensaje.
En un telecentro se puede conocer, aprender, utilizar y promover el uso de Internet y las nuevas tecnologías. De este modo, en un telecentro se puede aprender a manejar un ordenador y a utilizar diferentes programas informáticos, buscar información por Internet, comunicarnos con otras personas, realizar actividades cotidianas por Internet (comprar, buscar trabajo, realizar gestiones bancarias, etc).
Para ello, en los telecentros se organizan cursos de formación y se ponen en marcha proyectos e iniciativas con la finalidad de fomentar el uso de los mismos.
Para los menores tenemos un registro que debemos cumplimentar: debemos rellenar el formulario con los datos personales del menor. Datos Personales donde se pide la de autorización del padre, madre o tutor y cumplimentamos los datos que se nos piden acerca de él o ella, sin olvidar su usuario y contraseña que serán distintos a los del menor.
Para mi, la diferencia es notable.

Respuesta de Eiko Kawamura on enero 18, 2010 at 1:14pm

Sara, que oportuno tu comentario, comparto contigo la mención a la importante labor que realizan los dinamizadores de los telecentros. Sin embargo, hay tantos modelos de cibercafés y telecentros en el mundo que no podemos generalizar. Hay cibercafés que también hacen una labor importante en sus comunidades porque son el único centro de acceso a las TIC, y otros como bien mencionas, que solo se dedican a la cuestión comercial.

Te gustaría compartir este comentario como una entrada de blog? Aprecio mucho tu contribución.

saludos,

Eiko

Respuesta de Sara Mora Tormo on enero 18, 2010 at 1:20pm

Gracias Eiko,
Así lo haré.
Saludos.

Respuesta de Sara Mora Tormo on enero 18, 2010 at 1:32pm

Muchas gracias, Eiko.
Ya he hecho la entrada en el blog.
Saludos.

Respuesta de Grober Espinoza Wayar on enero 18, 2010 at 7:14pm

Bueno primeramente hola a todos y todas.
solo tal vez aportar o comentar un poquito, la verdad desde mi experiencia personal por acá por Bolivia depende mucho el lugar donde este instalado el Cyber, porque?, es porque el tipo de persona que frecuenta a ese cyber, si esta cerca a la Universidad la mayoría de los jóvenes acuden a ella, los laboratorios de la universidad me animo a plantear de esta manera, nosotros tenemos muchísimos problemas con eso de las computadoras, es tan pero tan burocrático poder hacer aprobar un proyecto de actualización es casi imposible, entonces como resultado tenemos hasta hoy, computadoras Pentium 1 y 2 ósea imaginen la diferencia abismal, cuando en otras instituciones, puedo asegurar que cuentan con una Apple con facilidad, bueno entonces creo que son razones suficiente para salir de la Universidad a un Cyber.
En las unidades educativas los famosos telecentros, todo el mundo cuida a las maquinas como a unos bebes recién nacidos cuando con facilidad ya son Pentium tres y con procesadores muy antiguos, lo clásico!!se puede arruinar y nos pueden echar la culpa!!, qué hacer con todo eso?, los niños en la mayoría de los contextos de Bolivia resultan estar más adelantados que los propios profesores, y los profesores creyendo que siguen en la década de los 70 donde todo lo sabe, todo lo conoce, pero lamentablemente, al no darle el uso correspondiente a los telecentros estamos empujando a nuestros propios niños a que salgan las calles y consigan un Cyber café y satisfagan sus curiosidades sin control ni seguimiento adecuado, terminan conociendo, lo que tal vez nunca imaginaron en su vída, y la vida es por defecto curiosidad, entonces continúan buscando mas y mas pero fuera de los famosos telecentros que duermen con los guardias de máxima seguridad (profesores), al gran temor del que se arruinara, o le tendrán miedo a que los niños están más adelantados que los propios maestros?.
En resumen los telecentros están ahí, no lo dejan tocar, no lo utilizan ni en las escuelas, y en las universidades la maldita burocracia y política bloquea todo espíritu de superación y desarrollo.
Me da vergüenza decirlo por mi país, mi universidad y el sistema educativo de mi país, pero lamentablemente esta es nuestra realidad.
Claro no será del 100% pero al menos mi corta experiencia me mostro eso del total de mis andanzas un 80% sufren lo anteriormente detallado, por lo tanto me animo a verter las opiniones anteriormente detalladas
Gracias
Grober Espinoza
Estudiante de la carrera de Lic. Ciencias de la Educación

bueno en otra subo fotografías, espero no se disgusten mis cumpas conmigo gracias chaucito

Respuesta de norma cecilia cañas gonsalez on enero 25, 2010 at 5:20pm

hola a todos, los cibercafe no son una competencia para los telecentros porque estos ayudan a la comunidad a mejor su calidad de vida , se les brinda capacitación asesorías sobre el uso de las tic y además , la atención es personalizada y los telecentros están bien dotados de equipos y sus costos son accesibles a la comunidad.