Facebook Twitter Google +1     Admin

A QUIENES TIENEN LOS CANDIDATOS LA OBLIGACION DE ESCUCHAR E INVITAR A VOTAR

por adecintel el 14/05/2010 18:00, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20100514231355-presentacion1.gif

Previo a elecciones de congreso de la república, parlamento andino y consulta de partidos, publicamos el artículo ¡POR QUIEN TIENEN LA OBLIGACION DE VOTAR! (http://adecintel.blogia.com/2010/031301-por-quien-tiene-la-obligacion-de-votar-.php), dirigido a la “masa electoral del momento”, y en su parte final se hacia énfasis sobre la necesidad de ejercer este derecho constitucional, con la siguiente recomendación: ¡¡¡...Vote por quien lo haga feliz al momento de depositar el sufragio, ya que al día siguiente, las cosas seguirán igual y su desencanto será colosal. Al depositar su voto motívese, estimúlese, inspírese, y piense que éste país es la verraquera, es una chimba, es un soye, es bacano, es el mejor cagadero del mundo, la tierra de la farra, la playa, la brisa y el ron...!!!,

Hoy, el ejercicio está dirigido en el mismo sentido democrático, y pretende contribuir a que desde las diferentes gerencias de las campañas de los candidatos a la Presidencia de Colombia 2010-2014, Antanas, Santos, Noemí, Pardo, Vargas Lleras, Petro, Araujo, Calderón y Devia, le impriman a estos 15 próximos días su mejor empeño, transparencia y creatividad, de tal forma que le permita a la misma salir del marasmo, estancamiento y oscurantismo en que se ha convertido últimamente. Lo anterior en beneficio prioritariamente de ilustrar, apropiar y dar argumentos a los electores a fin que en conciencia y libres de toda injerencia indebida “Voten”… “Voten por quién tienen la obligación de VOTAR ésta y las veces que el cuerpo aguante”… “Voten por quien lo haga feliz al momento de depositar el voto”, y …”Voten en particular para que al día siguiente, las cosas cambien, no sigan igual o al menos que su desencanto no sea tan colosal”.

En tal sentido recordemos, que la diversidad de comportamiento de los electores colombianos, se asimila a lo que puede encontrar un Profesor como institución relevante en un salón de clases: El estudiante voluntario, el juicioso, el piloso, el academicista, el hiperactivo, el crítico, el manzanillo, el político, e inclusive el politicastro y el politiquero, además del torpe, ignorante, cerrado, pendenciero, abusivo y ladrón. Todos ellos emergen de la sociedad y le corresponde al docente, además de cumplir con la labor de formación académica, contribuir a desarrollar sus habilidades y corregir los comportamientos que formal, legal, ética, moral y socialmente no son aceptables.

Esta asimilación de escenarios, se vive en la cotidianidad del país, donde el régimen presidencialista empodera al mandatario para actuar con supremacía y preminencia sobre los demás poderes. El ejercicio de la política y la cercanía mutua producto de las campañas entre el candidato y elector, implica no solo aceptar que se aspira a recibir un mandato, sino también el factor discrecional de influir directamente e indirectamente en las expectativas, anhelos, oportunidades y necesidades de los votantes, en el inmediato futuro.

Las campañas, en sana lógica, no pueden caer como esta sucediendo en líneas tiranas, dictatoriales, excluyentes, manipuladoras, maniqueas o abusivas en la carrera hacia la victoria, o posiciones sectarias, radicales e irreflexivas, así como por igual tampoco se espera el que incurran en chantajes, mentiras, picardías, ambigüedades, favoritismos, amiguismos, y manipulación de los electores, ya que gane quien gane, pasa de representar una tendencia, un partido, unos programas, en resumen una aspiración política partidista a ser el líder de toda una nación, …“de todo el salón de clases”.

El comportamiento y la impresión de los candidatos de hoy, serán el reflejo de sus actos y acciones el día de mañana.

Así como los aspirantes a docentes, no se la saben toda y debe mediar con sus limitados conocimientos para obtener el bienestar y progreso académico del estudiantado en un escenario complejo y parcialmente desconocido, los aspirante a la presidencia de Colombia deben entender, aceptar, vincular, y compartir con la amalgama de electores, no solo para atráelos a sus campañas por el simple hecho del voto, sino por igual con el objetivo de entenderlos, involucrarlos, participarlos y especialmente recibir la experiencia, la información y el conocimientos de primera mano que les enriquezca su visión del país que queremos todos.

Al efecto como ilustración de las gerencias y equipos estratégicos de campaña, repetimos el texto de las etapas, estadios o momentos por la cual pasa la apetecida franja “electoral del momento”, a la que hemos agregado un tipo nuevo de votante, “el afiebrado de la Internet y los medios electrónicos, que se caracteriza por estar todo el día consultando sus cuatro espacios virtuales, filtrando información y enviando correos que a nadie interesan”. Sin lugar a dudas muchos de sus representantes han sido menospreciados, subvaloradas, arropadas o protegidos por las gerencias de las actuales campañas:

1. A la cabeza, se ubican las personas que prácticamente no tienen o presumen no tener vínculos con la clase política. El voto a cautivar dirían algunos. Son los que a las 5:00 pm encienden la radio para saber los resultados electorales y al día siguiente devoran la prensa.

2. Seguidamente, los que llegan a entender que gústeles o no, ésta influye directa o indirectamente en todos los espacios de la sociedad, y que al no ser obligatorio, con “valor patriótico” y “conscientemente” votan de opinión o no votan, según el ánimo y prioridades personales del dia.

3. Continúan los que piensan en escoger un buen partido, acercándose “responsablemente” a él, escudriñando sus planteamientos y analizando qué tanto se acomoda a sus intereses, para proceder a elegir al candidato perfecto. Persona de intachable hoja de vida, y que sin duda proyectará un ideal de país y lo más importante, que posea una fuerte estructura ética que le permita llevar a la práctica los postulados del partido. Pasa el fin de semana electoral fuera de la ciudad o viendo TV y mayoritariamente nunca han votado.

4. En cuarto lugar están los que en forma acuciosa y analítica, estudian la ciencia y real “polititic”, y una vez decantada su plataforma programática, líneas de acción y su consolidado axiológico, racional o conscientemente ejercen su derecho al voto, equivocándome una vez tras otra.

5. A renglón seguido están los más cercanos de las casas, empresas y campañas electorales, que fervientemente participan, para estimular la participación y fortalecer la democracia. Funcionarios Públicos, Contratistas, Expertos “Politólogos” y la Crema de los Partidos están aquí con Mayúscula.

6. En sexto renglón los militantes cambiantes de partido, que en forma pragmática desde un principio tasan su aporte a la campaña, adquiriendo compromisos recíprocos “medibles”, que votan secretamente y hacen votar, una, dos, tres y hasta mas veces a sus bases de datos.

7. Continuamos con los votantes que se contagian por coyuntura o necesidad, entusiastas del proceso, visibles en cocteles y reuniones de comité. Siempre a la espera de la palmada del candidato y la prometida reciprocidad, para qué en igualdad de condiciones le permita realizarse laboralmente. Votan a prima hora cual pájaro Azulito Altoandino; se ponen verdes cual Cotorras en clímax al medio día; y al final de la jornada electoral, cual Camarón Rojo, entregan datos fragmentarios de las mesas, que ya a esa hora a nadie interesa.

8. En penúltimo lugar, están lamentablemente, los votantes que en forma consciente ya sea por necesidad, tradición, oportunidad u otros factores culturales, en forma masiva trasladan su poder al candidato de ocasión por una dádiva. Oscuro, borroso de rimbombante apellido y trayectoria turbia, del que además no es necesario saber el nombre más el si el número y logo, preludio del que mas adelanta usará con vestido de rayas.

9. Finalmente, esta la franja de electores, que a pesar de todo la historia de horror propiciada por las prácticas de la clase política aun subsiste. Votantes forzados, intimados, presionados, timados, obligados, suplantados o manipulados en su infinita ignorancia o sumisión, ejerciendo el derecho del sufragio electoral a cambio de la vida propia, del puesto o de inclusive nada.

Todas las anteriores categorías de sufragantes, excluyendo la última por obvias razones, son válidas y tiene su razón de ser dentro de los patrones culturales, chabacanería y folclorismo de nuestra forma de lo que es “correcto tropical y políticamente hablando”.

Así las cosas, esperamos que las respectivas campañas a la presidencia de Colombia, una vez hayan analizado a profundidad las últimas encuestas, y si aun conservan la ilusión de ganar en la primera vuelta o pasar a la segunda vuelta, miren, escudriñen y procuren ubicar en tan corto tiempo a todos los votantes, “sorprendiéndonos” y garantizarse con el denominado golpe de ala, el reconocimiento soberano en franca lid de las mayorías del pueblo colombianos.

Corolario I: A QUIENES TIENEN LOS CANDIDATOS LA OBLIGACION DE ESCUCHAR E INVITAR A VOTAR.

¡¡¡..Candidato sea feliz al momento de ganarse el voto, ya que al día siguiente, las cosas seguirán igual y su desencanto será colosal en caso de perder. Al invitarnos a votar motívese, estimúlese, inspírese, y piense que éste país es la verraquera, es una chimba, es un soye, es bacano, es el mejor cagadero del mundo, la tierra de la farra, playa, brisa y ron...!!!

¡¡¡.. Elector, vote por quien durante estas semanas preelectorales le halla brindado mas posibilidades de éxito en su perspectiva personal, el que la haga sentir mas orgulloso, el que lo encante así no sirva para nada, el que le prometa pero que le cumpla, el que pase el test del mejor candidato, el de tradición y linaje, el de mayor presencia en la red así no conteste sus correos, vote por el ignorante, torpe o estudioso, recuerdo que aun ellos tiene algo positivo que aportar..!!!

¡¡¡..Si definitivamente no encuentra en toda la fauna del tarjetón cercanías, afinidades, empatías, engranaje, compromiso o cercanía, o lo traicionó la memoria haga lo de Pinocho como en los exámenes de estado, vote en blanco como propuesta pacífica o corra felizmente el riesgo de tirarse el tarjetón !!!

¡¡¡..Y recuerde que este Domingo y todos los domingos de elecciones siempre hay una excelente cartelera para ver y disfrutar, una ciudad para conocer, hay un familiar desvalido o enfermo para visitar, excusas perfectas para NO VOTAR..!!!

COROLARIO II: Las elecciones: Es un deber y un derecho, es libre, es secreto, es electivo y participativo, es individual y personal, es universal.