Facebook Twitter Google +1     Admin

Reventa minutos celular y competencia desleal

por adecintel el 29/06/2009 12:20, en POSICION Institucional

 

28 Jun 2009 - 8:00 p. El Espectador.

Gobierno promoverá delación: Competencia desleal, bajo la lupa oficial

Por: Redacción Negocios

Las multas podrían llegar a mil millones y los representantes legales responderán con su patrimonio.

 

Gustavo Valbuena considera que los empresarios deben darle importancia a la competencia.

 

Siempre se ha dicho que la sangre de los mercados es la competencia. Por ello, en la pasada legislatura el Congreso aprobó la Ley de Competencia que reformó y actualizó viejas normas contenidas en la Ley 155 de 1959 y en el Decreto 2153 de 1992.

 

El país estaba en mora de actualizar su estatuto frente a las nuevas realidades, de manera que se garantizaran los derechos de los consumidores y la transparencia en los mercados.

En entrevista con Gustavo Valbuena, superintendente de Industria y Comercio, el funcionario manifiesta que infortunadamente los empresarios del país, en su mayoría, desconocen las normas de competencia. Pero lo más importante es generar conciencia de la importancia de garantizar la libre competencia en los mercados.

Para usted, ¿qué es lo más importante de lo que aprobó el Congreso?

Que se unifiquen en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) todas las funciones de control de competencia. No compramos el cuento de que hay sectores de la economía donde no debe haber libre competencia. Y las prácticas restrictivas, los acuerdos dolosos, se deben analizar con las particularidades de cada caso, pero interpretándolos de la misma manera.

Entonces, la SIC será el único regulador de competencia, pero, ¿esto incluye al sistema financiero?

Se concluyó que en temas de competencia entre compañías de seguros, por ejemplo, si están haciendo un acuerdo de precios en detrimento de los consumidores, las reglas se deben aplicar de la misma forma que si se habla del mercado de los radios portátiles o los televisores. Se determinó que quien debe tener la última palabra en lo referente a prácticas restrictivas es esta entidad. Quiere decir que el control de integración y competencia de todos los mercados y sectores quedará en cabeza de la SIC.

También otros, como aquellos donde distintas superintendencias y entidades tenían control, como los de la Aerocivil, Superintendencia de Transporte, Superservicios, etc. Esto ocurrirá en seis meses. Estas entidades continuarán con las investigaciones que han venido manejando, nosotros conoceremos de las nuevas. Nos llegarán las quejas que tengan ellos, donde no se haya abierto investigación formal, cuando la nueva norma entre a operar.

¿Cuáles son las nuevas responsabilidades de la Superindustria en el área de las telecomunicaciones?

Había que sintonizarse con la realidad de la convergencia. Por ello, se estableció que una sola autoridad protegiera a los usuarios de los servicios. Si hoy el cobro de tres o cuatro servicios de un solo operador se hace con un solo recibo, que se pudieran quejar ante una sola entidad de control. El Estado debe facilitarle a la gente la posibilidad de quejarse y que no le cueste mucho dinero. La Ley de TIC (tecnologías informáticas y de telecomunicaciones) que aprobó el Congreso, consideró que las telecomunicaciones no son un servicio público domiciliario, entran en su totalidad a la vigilancia de la Superindustria, así como todos los servicios de telecomunicaciones.

Entendemos que también hubo cambios en las sanciones.

Eran muy benignas, llegaban hasta 0 millones, que no desestimulaban la comisión de prácticas restrictivas de la competencia. En mercados altamente concentrados, la multa podía equivaler a un día de operación de una compañía. Con lo aprobado pueden llegar a mil millones.

¿Qué ocurrió con el tema de las garantías que ofrecían las empresas para no ser sancionadas por incurrir en prácticas prohibidas?

Se limitó la posibilidad que tenían los actores del mercado de ofrecer garantías en el tiempo. Antes las podían ofrecer a la Superintendencia y si se aceptaban no había sanción, hasta el fin de la parte investigativa. Se aprobó que la oferta de garantías pueda llegar únicamente hasta el momento de solicitar pruebas.

Exactamente, ¿qué son las garantías?

Compromisos que los investigados adquieren con la Superintendencia para no continuar con una práctica prohibida. Se les hace seguimiento a los compromisos y si se cumplen no hay sanción. Esto se pudo haber prestado para que cuando los investigados se veían del cuello, lanzaran el salvavidas de las garantías y así evitaban la sanción.