Facebook Twitter Google +1     Admin

TLC: Celulares y larga distancia

por adecintel el 05/04/2009 15:50, en NOTICIAS

http://www.larepublica.com.co/tlc/noticia1.html

 

Leonardo Gómez Jiménez

 

La mesa de comunicaciones en el TLC ha sido una de las de mayores avances en la negociación en las rondas que hasta ahora se han cumplido. Sin embargo, algunos empresarios del "cuarto de al lado", han manifestado preocupación por la salida de María Paula Duque, quien hasta la semana pasada se desempeñó como viceministra de Comunicaciones y negociadora de telecomunicaciones en el Tratado, pues dicen que su liderazgo fue clave para los avances logrados. A partir de esta semana, Germán González, asumió como nuevo viceministro, en reemplazo de Duque y él tendrá a su cargo los temas de negociación pendientes para las próximas dos rondas de este año.

 

Quedan entonces por definir los temas de telefonía móvil, larga distancia y los asuntos clave de telefonía rural, pues esta tiene condiciones especiales para asegurar su permanencia, cobertura y bajos precios.

 

En lo referente a los celulares, el Tratado abarca dos artículos que lo afectan. Uno que dice que los acuerdos son aplicables a todos los operadores y que en el pie de página aclara que es a todos menos a los móviles. Como en el tratado se contempla la reventa de minutos que haría que los operadores norteamericanos ofrezcan minutos a los operadores colombianos, para ayudar a que las empresas nacionales puedan competir en Estados Unidos, Colombia ha presentado una estrategia ofensiva en este punto, con lo que se busca además que las tarjetas prepago de ETB, Orbitel y Telecom que se venden en el exterior, puedan también incluir minutos a cualquier destino además de Colombia. Hasta el momento, la reventa de minutos es voluntaria, mientras que en el tratado sería obligatoria.

 

Existe otro artículo en el que se mencionan las obligaciones para operadores dominantes, que unas ya están en OMC y las salvaguardas competitivas que buscan que no haya discriminación. Aquí de nuevo se quiere descartar a los operadores y lo que el gobierno busca es que las empresas colombianas puedan hacer exigencias a los operadores norteamericanos. José Fernando Bautista, presidente de la Asociación de la Industria Celular de Colombia, Asocel, explicó que mientras el gobierno colombiano pide la inclusión de los operadores móviles en el capítulo de operador dominante, Estados Unidos considera que se debe excluir, y a esta idea se adhieren las tres empresas de telefonía móvil del país. "No es fácil establecer un actor dominante en un mercado en el que compiten tres operadores con tarifas diferentes. El mercado es el mejor regulador en este caso" dijo Bautista y agregó que los operadores de telefonía fija insisten en igualdad de trato para todos los operadores, desconociendo las diferencias.

 

No existe un acuerdo andino unificado. Ecuador no se ha casado con ninguna postura y Perú se ha mostrado en desacuerdo con la inclusión de los móviles en ese capítulo.

Bautista advierte por el error cometido en el caso de Marruecos, en el que las posturas eran iguales a lo que ocurre en Colombia. Allí se incluyó en el acuerdo a los operadores norteamericanos y los marroquíes quedaron por fuera. El directivo explicó que si esto llega a ocurrir en el país, Estados Unidos podría hacer exigencias y Colombia no. Hay que tener en cuenta que Estados Unidos no ha cedido en ningún TLC en el tema de celulares.

 

Otro punto que se busca es la desagregación de redes, que daría paso a operadores virtuales que no necesitarían de una infraestructura, pues los operadores que ya la tienen en el país, tendrían que arrendarlas a los nuevos actores del mercado.

 

Según Bautista, Estados Unidos no ha mostrado ningún interés en entrar al país con otro operador telefónico, muestra de esto es que en la anterior licitación para PCS nadie se presentó y la licencia se le otorgó a Ola.

 

Larga distancia abierta

 

El TLC dejaría abierto el mercado de larga distancia, bajarían los precios y se afectarían las inversiones a largo plazo que iniciaron sobre todo los operadores ETB y Orbitel, según Bautista. El problema de ilegalidad en llamadas desde y hacia el exterior, ha sido una petición clara que Colombia ha manifestado a Estados Unidos, para que los operadores norteamericanos solo le presten estos servicios a los tres operadores nacionales autorizados, pero los norteamericanos insisten en que ese problema se debe al caso de licenciamiento en Colombia.

 

La anterior negociadora había dicho que era importante desmitificar el TLC porque lo único que trae en comunicaciones es un conjunto de disciplinas regulatorias que le dan seguridad en las reglas de juego buscando libre competencia e inversión extranjera.

Telecom contrató un estudio de tarifas en la región, de donde se concluyó que Colombia tiene la tarifa local más barata de América Latina y la segunda tarifa más barata de larga distancia. Además, el país tiene 3 cables de fibra óptica que atraviesan el país, 4 cables submarinos, más de 400 operadores de valor agregado (transmisión de datos), 3 operadores de larga distancia, 34 operadores de telefonía local, siendo el único país de la región con una verdadera competencia. Eso deja ver una ventaja competitiva en infraestructura, para hacer actividades off - shore, que es poner el soporte de una empresa en software en un país lejano del sitio de origen de la multinacional. En Colombia un puesto de call center se vende 75 por ciento por debajo de Estados Unidos, lo que significa que la política nacional de promover la inversión en infraestructura, lleva a que no solo se presente la entrada de operadores sino de que se instalen e inviertan en Colombia, como el caso de Unisys, Corel o el Citibank que manejan sus call center de toda la región desde Colombia.

 

Los avances:  Privatización e información

 

En la ronda de Washington el mes pasado, se logró el mayor avance. Estados Unidos retiró por primera vez en una negociación el capítulo de privatización de operadores, pues Colombia expuso que el mercado de larga distancia ya está abierto, lo que implica que la privatización no es necesaria porque no hay monopolio. También hubo avances en el tema de servicios de información, pues al principio no estaba claro que incluía este término. Dentro de la negociación se acordó que cada parte puede definir lo que es servicio de información y que la regulación se puede dar cuando haya una práctica que atente contra la libre competencia y así defender al usuario.

 

Celulares y larga distancia siguen sin un acuerdo final