Facebook Twitter Google +1     Admin

Celulares callejeros causan millonarias pérdidas

por adecintel el 05/04/2009 11:30, en DENUNCIAS DE ASOCIADOS*

http://www.tormo.com.co/resumen/504/Celulares_callejeros_causan_millonarias_perdidas_a_empresas_de_telecom.html 

 

Resúmen de Prensa.   30/9/2004

 

Celulares callejeros causan millonarias pérdidas a empresas de Telecomunicaciones

Colombia Telecomunicaciones S.A. (Telecom), por ejemplo, ha visto disminuir su tráfico de llamadas entre 30 y 40 por ciento

 

La Asociación de Telecentros de Colombia (Atelco), que agrupa a unos 3.000 locales con cabinas telefónicas, ha perdido el 70 por ciento de sus ventas; y en la Costa se han cerrado 700 de los 1.100 locales del Sistema de Atención Indirecta (SAI).

Lo que se está dando en una verdadera guerra del minuto celular en calles de pequeñas y grandes ciudades del país.

Operadores de celular, empresas de telefonía fija, contratistas de Resellers (comercializador mayorista de servicios de telecomunicaciones), comerciantes formales y autoridades civiles les achacan millonarias pérdidas, quiebras de negocios, invasión del espacio público, competencia desleal e, incluso, la pérdida de tres vidas de vendedores de minutos en las calles de Tunja.

"Pagamos impuestos, generamos 10.000 empleos, ofrecemos servicio a precios económicos pero nos ponen competencia hasta en casetas de revistas a través de planes completamente ilegales pero con el visto bueno de Comcel y Bellsouth", dice Guillermo Pulido Medina, presidente de Atelco.

SOS al Ministerio

Todos se declaran víctimas de este mercado creciente. Incluso, se instaló una mesa de trabajo en la que tienen asiento Fenalco y las empresas de telecomunicaciones de larga distancia -Orbitel, Telecom y ETB- y las de telefonía móvil -Comcel, Bellsouth y Colombia Móvil- en procura de unir esfuerzos para reducir a los 'chalequeros'.

Dicha mesa estima en más de 8.000 los puntos en los que se ofrece ilegalmente el servicio. Respecto de los 'chalequeros', es casi imposible cuantificarlos.

Como sea, la problemática ha tomado tal dimensión que un solo mayorista de Resellers, la firma Acostel, que reúne 306 locales en todo el país, pasó de comercializar 12 millones de minutos por mes en el 2002 a solo 4 millones ahora

Según su presidente, Miguel Ángel Pulido, por ello están dejando de percibir entre 600 y 800 millones de pesos por mes y han tenido que cerrar 30 locales.

En una carta a la ministra Martha Pinto en agosto pasado, Atelco le pide intervenir "...ante el desbordamiento de la reventa de minutos en la calle y la no colaboración de los operadores Comcel, Bellsouth y Ola para que, a través de una auditoría permanente, se controle el mercado".

Los operadores de fijos por su parte, -que mantienen una alianza contra el fraude- lanzaron la semana pasada en Barranquilla una campaña para que los 'chalequeros' se legalicen. De hecho, Ana Toro, directora de Centros de Telecomunicaciones de Orbitel, dijo que la empresa ha legalizado unas 1.600 cabinas en el país mediante planes de descuento, promociones, estrategias de mercadeo y material publicitario.

Y el Ministerio a diario hace operativos de decomiso con la Policía. Solo en Bogotá se recogen entre 100 y 150 aparatos ilegales cada día. Según Ilia Marina Obando, directora de Administración de Comunicaciones, se han decomisado 5.915 equipos celulares en cinco meses.

Un vocero de Bellsouth sostuvo que ellos no son responsables del desborde del negocio y dijo que por ello están trabajando con todas las autoridades para controlarlo. "Nadie gana con la informalidad", afirmó. Henry Tapiero, secretario general de Colombia Móvil, cree que hace falta análisis de los usuarios, pues hoy los operarios ofrecen planes que resultan incluso más baratos que los callejeros y agregó que su empresa ha tenido que cancelar contratos a clientes por la reventa de minutos, aunque apenas están elaborando una estadística.

Eso sí, todos coinciden en que las alcaldías deben también ejercer mayores controles para evitar la invasión del espacio público.

En todo caso, los mayoristas insisten en que hace falta voluntad de los operadores celulares, que permiten la venta de minutos a precios irrisorios, y de las autoridades para incrementar las operaciones de decomiso y retirar del espacio público a los informales.

Por ahora, tanto mayoristas como operadores están haciendo lobby en el Congreso, unos para que se exija a los operadores mayoristas.    El Tiempo