Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS POLÉMICOS CONTRATOS DE LA JEFE DE LA URNA DE CRISTAL

por adecintel el 05/12/2011 17:20, en MIinTIC

20111205230137-urna.gif
Enviar a un amigo     Versión para imprimir     Descargar en PDF
Los polémicos contratos de la jefe de la Urna de cristal

Desde que Juan Manuel Santos se posesionó dijo que su gobierno sería como una "urna de cristal". Y creó unainiciativa con ese nombre que busca divulgar los resultados de la Prosperidad Democrática y permitir que los ciudadanos envíen sus inquietudes y propuestas al gobierno. Es básicamente una herramienta de transparencia. Lo que no es tan transparente es el contrato de la coordinadora del Programa.

Durante 38 días, entre el 22 de septiembre y el 30 de octubre, Claudia López Garzón, estuvo contratada por el Ministerio de las TIC y por la Presidencia de la República para hacer exactamente lo mismo: coordinar la Urna de Cristal. Como ganó sueldo completo en ambos lados, durante ese tiempo recibió alrededor de 24 millones de pesos, cuando su salario mensual actual es de 9’800.000.  Que haya estado devengando dos sueldos por hacer básicamente lo mismo ya es raro.  Pero su caso despertó más escozor por ser la novia del Ministro Diego Molano.

El ministro de las TIC, Diego Molano (arriba) es la cabeza del programa de Gobierno en Línea que tenía a su cargo la iniciativa de Urna de Cristal. Y el Alto Consejero para las Comunicaciones, Juan Mesa, es el supervisor actual del contrario de Claudia López Garzón, también para Urna de Cistal.

Originalmente, López estaba contratada por Corpotic, la Corporación para el Desarrollo, Apropiación y Aprovechamiento de la Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que se encarga de los contratos del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MinTIC.

Su función era “prestar los servicios profesionales para realizar la coordinación interinstitucional y divulgación de la iniciativa “Urna de cristal y participación en línea” en el marco del Plan Vive Digital del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones”.

Ese contrato fue  firmado el 16 de febrero y tenía vigencia hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, el 10 de octubre pasado, López renunció y anunció que trabajaba hasta el 31 de octubre.

Aún está en proceso la firma del acta de finalización del contrato con el Ministerio por el trabajo que ella cumplió hasta el 31 de octubre. Pero desde septiembre su cargo fue trasladado a la Presidencia de la República, como Asesora de la Alta Consejería para las Comunicaciones, que dirige Juan Mesa. Desde entonces, comenzó a ir medio tiempo a cada lado.

Sin embargo, el equipo bajo su cargo sigue en el edificio Murillo Toro donde funciona el MinTIC.  Y hasta hoy, ella es la única pieza de Urna de Cristal que funciona en el Palacio de Nariño.

Su salida del Ministerio le permitía evitar un conflicto de intereses por la relación afectiva que tiene López Garzón con el ministro Molano, que era su superior. Ella no niega la relación, pero advierte que la única razón del traslado se debió a que le ofrecieron asumir la dirección de la Urna de Cristal en una labor más política.

Ahora tiene  contrato con el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República. El problema es que el contrato comenzó el 22 de septiembre cuando todavía estaba vigente el contrato con el MinTIC.

La explicación que dio López a La Silla Vacía es que ella no es funcionaria pública sino contratista y por lo tanto no tiene que cumplir horarios de oficina y por eso puede trabajar medio tiempo en un lado y medio tiempo en el otro. También explicó que el primer contrato realizado dentro del marco exclusivo del Plan Vive Digital era de carácter técnico, de creación de herramientas tecnológicas, mientras que el contrato con la Presidencia busca dirigir la iniciativa con un enfoque más político y de comunicación, de fortalecimiento institucional y participación ciudadana.

Dijo que la simultaneidad en los dos contratos para manejar la Urna de Cristal con dos entidades diferentes no tiene problema porque son para temas diferentes y con objetos diferentes.

Y es cierto que la redacción de los objetos cambia un poco de un contrato a otro. Pero las funciones que va a cumplir sí son iguales. El contrato con el MinTIC tiene once funciones que se transcriben textualmente en el contrato con la Presidencia, que tiene 21 funciones. Y las diez funciones del nuevo contrato con la Presidencia que no están en el del Ministerio son de carácter  administrativo y de procedimiento, como la obligación de portar el carnet en un sitio visible o pagar la seguridad social en los plazos establecidos por la Ley. Así se puede ver en el siguiente gráfico:

Haga clic en los números para ver las similitudes 

El Alto Consejero para las Comunicaciones, Juan Mesa, inicialmente dijo a La Silla Vacía que creía que el contrato con MinTic ya había finalizado y la misma contratista le dijo a La Silla Vacía que su actual jefe no sabía que ella no hubiera renunciado al MinTIC cuando comenzó a trabajar en la Presidencia.

López Garzón argumenta que su renuncia no podía darse de un día para otro sino que debía avisar la terminación anticipada del contrato mínimo treinta días antes, entre otras cosas porque se trata de un cargo que requiere de empalme, aunque hasta hoy no hay una persona nombrada en ese cargo. De hecho, dado que en la Presidencia López no tiene equipo de trabajo, el equipo del MinTIC sigue a su cargo. O sea que no es claro cuál ha sido el empalme que justifica los dos contratos.

La razón para que Urna de Cristal se traslade a la Presidencia, pero su operación se continúe haciendo en el Ministerio de TIC, según dice López Garzón, es que las funciones se ampliarán del MinTIC a todos los ministerios.

Y asegura que aunque renunció antes a su contrato, sí cumplió con los objetivos de su contrato: "Como podrá verificar, no solamente cumplí en un tiempo inferior al establecido en el contrato sino que adelanté muchos de los restos que están previstos para cumplirse en el 2014". Y aseguró que con esto "le ahorré al Estado colombiano fácilmente cerca de 9 mil millones de pesos.

Dice que debido a la terminación anticipada del contrato, ella debía hacer el seguimiento de las tareas y cumplir con un informe de las actividades realizadas que le solicitó el supervisor de su contrato, el Gerente del Programa Gobierno en Línea. Y por eso tampoco podía irse de un momento para otro. Esta explicación también es débil porque en cualquier contrato con el Estado debe hacerse un informe final como parte de las obligaciones como  contratista.

Adicionalmente a esos dos contratos, desde septiembre Claudia López Garzón tiene un contrato con Radio Televisión Nacional de Colombia, RTVC, para producir los contenidos para 22 programas de radio del programa “Urna de Cristal” y por el que le pagan una suma adicional.

Un trato preferencial

Fuentes cercanas de la Presidencia y el Ministerio creen que ella ha tenido ’coronita’ desde que llegó a MinTIC por su relación con el Ministro.  La Silla Vacía supo que cuando López Garzón llegó al Ministerio, inicialmente se solicitó su contratación para el grado de coordinadora en el que los honorarios son de tres millones de pesos más del salario que ganaba hasta el 31 de octubre, pero su hoja de vida no le alcanzaba para tener ese cargo. Ella es Comunicadora de la Universidad Javeriana, con estudios de maestría en Relaciones Internacionales que no terminó y una maestría en Acción Política, fortalecimiento institucional y participación ciudadana en el Estado de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, Francisco de Vitoria y el ilustre Colegio de Abogados, de Madrid, que apenas duran cinco meses. Su experiencia ha sido básicamente en medios de comunicación y un cargo superior exigía más experiencia y otro grado.

A pesar de ser una contratista más de Corpotic, López tenía su despacho con mesa de juntas en el piso séptimo, el mismo piso donde está el despacho del Ministro Molano, mientras que su equipo de trabajo estaba en el primer piso en pequeños puestos, y los demás contratistas de Corpotic en el piso quinto acomodados en cubículos. Allí también estaban sus supervisores.

La contratista no admite haber tenido un trato preferencial y respecto a su ubicación en el edificio del MinTIC dice que cuando llegó al Ministerio permaneció en la Sala de Innovación, en el primer piso, donde trabajan más de 50 personas en un espacio abierto, incluido el equipo de Urna de Cristal y sólo tiempo después le pudieron abrir un espacio en el séptimo piso.

Para la Urna de Cristal, una iniciativa que en teoría busca mostrar la transparencia del Gobierno Nacional, todo este caso de su coordinadora se ve un poco opaco.

TOMADO DE: http://www.lasillavacia.com/historia/los-polemicos-contratos-de-la-jefe-de-la-urna-de-cristal-30028