Facebook Twitter Google +1     Admin

Alerta por cartel de los minutos de celular en Cartagena

por adecintel el 18/10/2010 14:18, en ARTICULOS Y ESTUDIOS

20101018192723-presentacion1.gif

Sin saberlo, usted podría ser dueño de los minutos a celular que ofrecen en la calle. Este rebusque de familias pobres se está convirtiendo en la costa Caribe en una mafia que controla un millonario mercado de líneas corporativas, obtenidas por fraude.

El pasado 17 agosto, el negocio se puso en evidencia cuando un empresario barranquillero se enteró de que era dueño de 100 líneas de celular que habían sido compradas a su nombre en el concesionario Llama Ya, en el conjunto Camagüey, detrás del centro comercial Los Ejecutivos.

Para adquirir el plan, según la Fiscalía, fue usada una cédula adulterada y una huella falsa, que puso al descubierto el ilícito. El empresario demostró no haber adquirido las líneas y el concesionario fue obligado a pagar una enorme multa. No obstante, no hubo capturas, pues el delito (falsedad en documento) es excarcelable. Los responsables de venderle el plan dijeron haber sido engañados por un tercero e instauraron denuncias en la Fiscalía por amenazas.

El gerente comercial de Llama Ya en Cartagena, Fabio Villanueva, dijo desconocer el caso, aunque cuenta que la nómina cambió del todo hace un mes por diversas irregularidades. Asegura, además, que la firma tiene más de 1.800 líneas penalizadas por Comcel en todo el país. "Nosotros, que actuamos de forma legal, somos una víctima más de esta mafia, pero llevamos la peor parte porque debemos pagar. El operador nunca pierde".

Pero aunque los fraudes como este abundan, y se tengan indicios de que detrás suyo hay una organización ilegal con base en la Costa, no existen más de diez denuncias al respecto. Según la Sijín, esto se debe a que el negocio detrás de esta práctica no es robar minutos sino identidades.

Así lo confirma una cartagenera de 27 años que trabaja para una de estas mafias. "Al principio, se hacía de mutuo acuerdo con los empresarios, pero como no todos acceden y hay tanta demanda, se empezó a suplantar", explica la mujer que pidió reserva. Agrega que para no levantar sospechas, pagan los planes de minutos de bajo costo.

Según investigadores, el negocio también es la reposición de equipos, ya que una sola persona maneja entre 1.000 y 2.000 líneas en las calles, "lo que le genera un mercado negro de equipos de alta gama que es jugoso", explican.

Ubican el NIT de empresas que no tengan planes corporativos de minutos con algún operador celular y, con complicidad de algún funcionario de una Cámara de Comercio, cambian, por dinero, al representante legal de la compañía para hacerse aprobar planes de hasta 3.130 minutos y con un número de líneas entre 50 y 200. Los minutos, con tarifa corporativa, se venden a 200 pesos en la calle, lo cual representa un lucrativo negocio.

Mucho cuidado, También les roban a los particulares.  A Soraya Díaz Varela, una empleada pública de Cartagena, desde hace seis meses le llega una factura por 300.000 pesos, por dos líneas de Tigo que nunca compró. Aunque ya denunció el caso ante la Sijín, las facturas siguen llegando y las líneas siguen activas. "Yo creo que las están pagando y por eso siguen llegando las facturas, pero sin ningún cobro jurídico", cuenta esta administradora que ya ha instaurado dos derechos de petición solicitando explicaciones. El director de la Sijín de Cartagena, mayor Tahir Suzeth Rivera, recomienda consultar su estado financiero con los operadores, para evitar sorpresas.


Fuente: http://www.eltiempo.com/colombia/cartagena/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8136881.html